icono estrella Nº de votos: 0

Manos Unidas declara la guerra al hambre en su 50 aniversario

El Mundo -

En 1958 un grupo de mujeres de acción católica inició la primera campaña contra el hambre, bajo el lema 'Declaramos la guerra al hambre'. 50 años después, Manos Unidas retoma aquel lema con el objetivo de intentar alcanzar el primero de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU: erradicar la pobreza extrema y acabar con la carencia de alimentos que sufren cerca de mil millones de personas.

La organización encara este reto en plenas facultades económicas, pese a la crisis. Según los datos provisionales facilitados por su presidenta, Begoña de Burgos, la ONG cumplió sus expectativas para 2008 al recaudar 53,6 millones de euros de los 54 que había previsto. El dinero sirvió para poner en marcha 774 nuevos proyectos, que beneficiarán 6,7 millones de personas de todo el mundo.

Aunque la mayor parte de estos fondos (77,5%) procedió del sector privado, el público aportó un nada desdeñable 22,5%. La organización católica es una de las que, en estos tiempos en que los recortes presupuestarios también afectan al sector de las ONG, puede presumir de haber crecido un 1% en número de socios, cuya aportación se incrementó en 4,4 puntos.

Durante su medio siglo de lucha contra la injusticia social, la ONG ha puesto en marcha unos 24.500 proyectos, 8.000 educativos.

La construcción de una cultura de paz y la educación, con especial énfasis en las mujeres, son dos de las herramientas que utiliza y utilizará Manos Unidas para combatir la pobreza, según ha explicado Giovanna Ruggieri, representante de la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC) en la sede de la FAO.

Por un futuro diferente

Un ejemplo práctico es el proyecto de desarrollo integral que la ONG lleva a cabo en la misión etíope de Zway. Desde que la hambruna de 1984 ofreciera a las televisiones de todo el mundo sobrecogedoras imágenes de la pandemia que asolaba el país, se han sucedido muchas más.

Cuando la misionera salesiana Nieves Crespo llegó a Zway en 2002, supo lo que es que el hambre llame a tu puerta de madrugada en forma de decenas de personas agotadas y famélicas que vienen de muy lejos para obtener algo que llevarse a la boca. Conoció las trágicas historias de mujeres que habían perdido varios hijos en el camino y sufrió la impotencia de ver morir a otros en sus brazos.

Desde entonces, los esfuerzos de la misión se han centrado en abastecer de agua potable a la zona y en poner en marcha proyectos de educación y formación para miles de estudiantes.

Crespo sabe que individualmente no es posible cambiar el mundo, pero ha experimentado la satisfacción de cambiar el destino de personas concretas. "Creemos que sólo tratando de ofrecer lo mejor a los más pobres podemos invitarles a soñar con un futuro diferente", ha declarado.

En 2009 Manos Unidas focalizará su atención en Sierra Leona, Haití y el norte de la India. La organización ha agradecido el compromiso de sus socios y espera que este año sigan aumentando las ayudas.

Con motivo del lanzamiento de esta campaña, se emitirán anuncios en los medios de comunicación, para sensibilizar sobre el problema del hambre.

Como ya es tradicional, el próximo viernes la organización celebrará su 'Ayuno voluntario' en toda España, en solidaridad con los que ayunan por necesidad.

El próximo día 8 tendrá lugar la Jornada Nacional de Manos Unidas con una misa en la catedral de La Almudena de Madrid, a las 10.30 horas, presidida por el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela y el obispo consiliario de Manos Unidas, Juan José Omella.

Extraído de El Mundo

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : hambre,
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.