Enviar artículo

Señora de la Paz
Echa a volar, Señor, esa paloma
que anda entre tus manos maternales;