Enviar artículo

73. Exagerados en el amor

Me asomo al brocal del pozo de Jacob por si queda aún algún requisito necesario para apuntarse a la empresa Constructora del Reino de Dios.
Y emerge un fuerte borbollar. ¡Claro que quedan! Y aquí estamos para llenar un nuevo cantarillo.