Enviar artículo

Se cumplen las profecías (La Anunciación del Señor)

Puede parecer impropio interrumpir el itinerario cuaresmal para celebrar una fiesta tan alegre y significativa como la Encarnación de Dios en el seno de María, la joven nazarena, más aún cuando estamos a las puertas de la Semana Santa.