Enviar artículo

El pozo de Jacob (XII)

Al preparar el cantarillo número doce para llenarlo del agua fresca y cristalina del Pozo de Jacob, me viene a la mente una objeción posible por parte de los lectores. Y al estilo de la Escolástica la voy a presentar para luego rebatirla.