Enviar artículo

"Os conviene que yo me vaya": la audacia de un Papa "místico".

En su última Cena Jesús sorprendió a sus discípulos con unas palabras que nadie se esperaba: “Os conviene que yo me vaya; porque si no me voy no vendrá a vosotros el Paráclito” (Jn 16,7)El Misionero del Abbá ¡dimitía! Les comunicaba que cesaba su acción y comenzaba ya su pasión.