Enviar artículo

La Batalla Interior en Favor de Nuestra Alma

O dejamos de orar o dejamos de pecar y racionalizar. ¡El mayor peligro moral en nuestra vida consiste en que, lamentablemente, dejemos de orar!