Enviar artículo

Palabra de María (II)

Se retoma la conversación. Después del efusivo saludo entre las primas y los consabidos qué tal estás, cuéntame todo, María se pone a cantar. Alabad al señor, que la música es buena. Con ella hablamos sobre el Magnificat.