Enviar artículo

La venta de armas no sabe de crisis

  ¿Busca trabajo? ¿Ha finalizado sus estudios y no sabe a qué dedicarse? Si se encuentra en alguna de estas situaciones, piénseselo bien: lo que realmente le interesa es trabajar en una fábrica de armas. Si tiene la cualificación necesaria y pocos escrúpulos morales, no hallará otro puesto más seguro. Armas cortas, largas, ligeras, pesadas…, todas parecen tener las ventas garantizadas. Comerciar con ellas sigue siendo un gran y lucrativo negocio, incluso en tiempos de crisis.