Enviar artículo

Comentario seglar al Evangelio del domingo 8 de agosto de 2010

Este domingo Dios se dirige sobre todo a aquellos que tenemos la suerte de recibir mucho. La lectura es de las claritas, Dios exige de manera diferente, a unos más y a otros menos, por eso este tiempo de verano toma su importancia.