Enviar artículo

Comentario seglar al Evangelio del domingo 11 de julio de 2010

Al escoger a alguien mal visto, frente a la buena fama del sacerdote y levita, Jesús hace caer en la cuenta que para tener vida eterna no vale la buena imagen, la opinión de la gente, sino lo que se hace con las obras.