Enviar artículo

“Ven, Espíritu Santo, y derrama sobre nosotros el don de ENTENDIMIENTO.”

  El Don del Entendimiento fortalece el don de la fe, le presta la fuerza del testigo. No se arredra, ni se acompleja, porque comprende la verdad que encierran las palabras humanas con las que se explica el misterio divino.