Enviar artículo

Día sexto (23 de enero)
El rostro de Cristo ilumina el alma cristiana y le muestra el camino de la vida.