Enviar artículo

Día primero (18 de enero)
Líbrame del espíritu de indolencia, desaliento, vanagloria y de toda palabra inútil.