Enviar artículo

2. La espiritualidad, ¿a la tintorería?
El cristiano no puede limitarse a la observancia de preceptos; sabe que está llamado a vivir plenamente la vida del Espíritu.