Enviar artículo

A eso, no le llames...
A eso, no le llames naturaleza humana, llámale milagro.