Enviar artículo

Necesitamos un nuevo impulso misionero y creo que Aparecida lo puede dar.

A mi juicio, el modelo pastoral que estamos aplicando está agotado y por consiguiente estamos un poco desorientados.