Enviar artículo

Decálogos cuaresmales

LA CENIZA que Dios quiere
Que no te consideres dueño de nada, sino humilde administrador.
Que no te gloríes de tus talentos, sino que con ellos edifiques a los demás.