Enviar artículo

Vida religiosa, «oído» de discípulo
La felicidad del discípulo está en seguir-obedecer, aun con dolor, la causa del Maestro (Mt 5,11), que vivió su obediencia con dolor, solidarizándose con los dolores de todos los hombres y de todos los tiempos. Cuanta mayor sea la adhesión del discípulo a