Enviar artículo

Evangelio del domingo 31 de enero, IV del tiempo ordinario

Continúa el relato donde lo dejamos el domingo anterior. Entonces Jesús desveló en la sinagoga de su pueblo que sobre él estaba el Espíritu para dar comienzo al tiempo de gracia de Dios. Ahora se describen la reaccion