Enviar artículo

¿Niños o armas?

Que en cada rostro humano acertemos a descubrir los ojos de un hijo tuyo.