Enviar artículo

La consagración bautismal
Dios nos pensó y eligió en la Persona de Cristo para que fuéramos de verdad hijos suyos.