Enviar artículo

¿Esperamos de verdad a Dios?
Y si el Mesías hubiese decidido volver a nuestra tierra, ¿qué podría frenar su decisión?