Enviar artículo

Caminar cada día con corazón.
Para el cristiano, cada nuevo día debería ser una buena ocasión para alabar a Dios por tantas y tantas cosas con que nos regala a diario.