Enviar artículo

No te pierdas en cavilaciones (El ciempiés)

El pequeño ciempiés sintió que debía lanzarse a caminar, y preguntó inquieto a su madre: -Para andar, ¿qué pies debo mover primero?