icono estrella Nº de votos: 0

La Iglesia Católica de Brasil se suma a la lucha para preservar la Amazonía

Periodista Digital - Religión -
La Iglesia Católica de Brasil inicio hoy la Cuaresma con una campaña institucional para llamar la atención sobre la necesidad de proteger la Amazonía de la sistemática destrucción de que es objeto esta inmensa región.

La llamaba "Campaña de Confraternidad" de 2007 es ante todo educativa y tiene el objetivo de conocer la realidad en la que viven los pueblos de la Amazonía, su cultura, sus valores y las agresiones que sufren por causa del actual modelo económico y cultural, señaló hoy la Confederación Nacional de Obispos de Brasil (CNBB).

"Durante la Cuaresma, la campaña de Fraternidad sobre Amazonía tendrá el lema "Vida y misión en este suelo", explicó el obispo Odilo Pedro Scherer, secretario general del episcopado.

"La Amazonía, generalmente idealizada de manera romántica como un paraíso tropical, pasa por inmensas transformaciones, sobre todo bajo el impacto de la globalización sobre sus estructuras y sistemas exhuberantes pero frágiles", agregó Scherer.

La campaña "es un llamado a la conversión, la solidaridad, a un nuevo estilo de vida y a un proyecto de desarrollo a la luz de los valores humanos y evangélicos siguiendo la práctica de Jesús", según el documento de la CNBB.

El episcopado pretende promover un "modelo de desarrollo humano" con respeto al diálogo de todas las culturas, la convivencia cariñosa y cuidadosa con la naturaleza.

"Es una invitación para que tomemos conciencia de la destrucción que está siendo llevada a cabo y conozcamos todo el sufrimiento y la resistencia de las poblaciones amazónicas que perseveran en defender su cultura", agrega el documento.

Al respecto el obispo Murilo Kieger destacó en un artículo que la Amazonia brasileña alberga el 34 por ciento de las reservas forestales mundiales y el 30 por ciento de las especies de flora y fauna del mundo, además del 80 por ciento del agua dulce de Brasil.

La Amazonía brasileña está presente en nueve de los 27 estados y tiene fronteras de 11.248 kilómetros (con Colombia, Venezuela, Bolivia, Perú, Guayana, Surinam y Guayana Francesa); sus ríos navegables suman 22.000 kilómetros de longitud y tiene una población de 23 millones de habitantes, incluyendo 208.000 indígenas de 163 pueblos diferentes, destacó el religioso.

"La Iglesia Católica de Brasil escuchó los clamores venidos de los pueblos de la Amazonía", dijo Kieger.

"Ellos quieren ser conocidos y respetados y no admiten que su región sea vista apenas como una tierra de explotación y de enriquecimiento rápido para una minoría", agregó.

La Iglesia Católica también quiere "multiplicar iniciativas misioneras y de solidaridad social", agregó el arzobispo de Florianópolis, estado de Santa Caterina (sur).

Los misioneros católicos que trabajan en la Amazonía, muchos de ellos extranjeros, enfrentan condiciones difíciles y se preguntan qué está haciendo el resto de su iglesia por esta lucha, escribió Kieger citando un documento de hace 10 años que "continúa actual".
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.