icono estrella Nº de votos: 0

Haití, un año después; años por delante

Fundación PROCLADE -

 

REACTIVADA LA EMERGENCIA EN HAITÍ

El 12 de enero de 2010 se registró en Haití un seísmo de 7 grados en la escala Richter, que devastó la capital, Puerto Príncipe, y sus alrededores. Unas horas más tarde, Fundación PROCLADE reactivaba la campaña de emergencia que puso en marcha en el país caribeño en el 2008. En el verano de ese año, varios huracanes y tormentas tropicales azotaron gran parte de Haití.


Gracias a la colaboración de cientos de donantes particulares, de voluntarios, de entidades públicas y privadas, así como de las diferentes organizaciones de la familia claretiana que se han sumado a esta campaña de emergencia, hemos podido asistir a miles de personas. Nuestra ayuda ha llegado tanto a la capital como a la zona fronteriza, donde se desplazaron muchos afectados por el terremoto. .

La primera intervención de la emergencia ha dado paso, un año después, a una rehabilitación y reconstrucción que abarca un desarrollo integral de las comunidades afectadas donde tiene presencia Fundación PROCLADE a través de PROMICLA y los Misioneros Claretianos de Haití. Gracias a los proyectos desarrollados, esta inversión en el desarrollo y mejora de sus vidas continúa un año después y será perdurable en el tiempo.

Los efectos de este terremoto, el más fuerte registrado en la zona desde 1770, han sido devastadores El número de fallecidos en el país más pobre del continente americano superó los 220.000 y hubo más de 500.000 heridos. En total, casi tres millones de personas se quedaron sin hogar. Unas cifras que nos hablan de una de las catástrofes humanitarias más graves de la historia.

El 13 de enero, al día siguiente de la catástrofe, Fundación PROCLADE reactiva la campaña de emergencia con Haití, abierta tras los huracanes de 2008. Lo hace en coordinación con PROCLADE BÉTICA, PROCLADE YANAPAY, PROCLADE CANARIAS, Enllaç Solidari y Korima. Además colaboran las instituciones religiosas: Misioneros Claretianos, Misioneras Claretianas y Filiación Cordimariana.

Comenzó esta emergencia 2010 recogiendo donativos, destinados en una primera fase, a la búsqueda de supervivientes y a proporcionarles bienes de primera necesidad: agua, comida, medicamentos, ropa, herramientas, materiales, plantas eléctricas-generadores, tiendas de campaña.

Tras este primer período de satisfacer las necesidades básicas, se pasó a planificar la reconstrucción de la zona (viviendas, carreteras y otras instalaciones básicas).

La ayuda de los Misioneros Claretianos ha sido fundamental, debido a sus más de diez años de experiencia de trabajo en Haití. Su campo de acción no se centraba sólo en la capital, Puerto Príncipe, sino también en la cercana zona rural de Kazal. Al encontrarse ya en la zona, hizo el trabajo de Fundación PROCLADE mucho más efectivo antes y después de la emergencia. Desde la fundación ya tenían la experiencia en reconstrucción integral tras una catástrofe, como ya puso de manifiesto en Honduras tras el paso del huracán Mitch en el año 1998, en la emergencia en Asia tras el Tsuami del 2004 y en la reconstrucción integral en la región de Kanyakumari.

LOCALIZACIÓN DE LA INTERVENCIÓN

La intervención en esta emergencia se ha localizado en la capital Puerto Príncipe, barrio de Coquillot-Nazón y colindantes; en la región cercana de Kazal, que también sufrió los efectos del seísmo. Asimismo, también se están llevando a cabo proyectos en la zona fronteriza de Fonds Parisien y Jimaní donde se han desplazado cientos de personas tras el terremoto y donde hay presencia de Misioneros Claretianos que se coordinan con las Hermanas Carmelitas Vedrunas.

CONTRAPARTES

- MODECO/N (Mouvement pour le developpement de Coquillot – Nazón) 
- MISIONEROS CLARETIANOS DE HAITÍ 
- ONGD PROMICLA (Promoción misionera claretiana de Antillas) 
- HERMANAS CARMELITAS VEDRUNAS

GRACIAS A VUESTRA COLABORACIÓN

Gracias a vuestra colaboración hemos podido llevar a cabo estas acciones y proyectos:

1. Desescombro y búsqueda de fallecidos

2. Facilitarles los primeros auxilios, campañas sanitarias y de reparto de medicamentos

3. Provisión de bienes de primera necesidad mediante: comida, agua, casetas de acampar, artículos de aseo básico (jabones, pastas dentales…); medicamentos, generadores de energía (plantas eléctricas), tanques de agua potable, baños sanitarios portátiles, herramientas y materiales, vehículo para que puedan distribuir las ayudas a la gente; carpas grandes.

4. Organizar brigadas de médicos y enfermeras en un primer período. Sufragar los gastos de los médicos y de las medicinas.

5. Transporte por camiones y por vía marítima de los artículos recolectados en los centros de acopio (uno en Puerto Rico y otro en República Dominicana).

6. Realizar trabajos de limpieza y remoción de escombros para limpiar la zona y planificar reconstrucciones. Alquilar maquinaria para apoyar esas labores.

7. Atención a los desplazados. Asistencia psicológica y educativa.

8. Reconstrucción de infraestructuras y construcción de nuevas instalaciones:

*En Nazón, barrio de Puerto Príncipe. 
- Rehabilitación del tanque de agua e instalación de un sistema purificador de agua potable para la superpoblada comunidad de Nazón, barrio muy castigado de Puerto Príncipe. 
- Implantación y conexión a la red eléctrica de alta tensión. 
- Reconstrucción de carretera. 
- Reconstrucción de tanque de agua e instalación de sistema potabilizador de letrinas y duchas: 
- Remoción de escombros en calles y solares en el barrio de Nazón-Puerto Príncipe para comenzar construcción de viviendas. 
- Reconstrucción integral consistente en la construcción de 25 viviendas completamente arrasadas en la zona devastada del barrio de Nazón-Puerto Príncipe.

* En la zona fronteriza de Fonds Parisien. 
- Construcción de un Comedor Infantil para niños desplazados. 
- Construcción de un espacio para atención pedagógica y psicológica - Rincones Pedagógicos a niños desplazados.

* En Kazal. 
- Construcción de 10 locales (de 16m2) para 10 familias desplazadas desde Puerto Príncipe por el terremoto. 
- Instalación y reconstrucción de cañerías de agua. 
- Creación de un grupo de arte y música para jóvenes en situación de riesgo. 
- Reconstrucción de Escuela cuya estructura y cimientos se vieron gravemente afectados por el terremoto.

UN LARGO CAMINO, Y MUCHOS PROYECTOS POR REALIZAR:

- Proyecto de salud que consistirá en la coordinación de clínicas de salud para Puerto Príncipe-Haití y para Jimaní-frontera. 
- Proyecto educativo que sea un espacio para jóvenes desplazados y locales que facilite la educación a distancia ya que los jóvenes en Jimaní y áreas adyacentes no van a la escuela ya que hay pocas y distantes y muy costosas. 
- Centro de formación de mujeres y jóvenes. 
- Proyecto de voluntariado en Jimaní, Rep. Dominicana, frontera con Haití para atención de desplazados.

Para la puesta en marcha de todos estos proyectos, Fundación PROCLADE ha colaborado permanentemente con PROMICLA, encargada de coordinar y gestionar allí la campaña de emergencia. Estas dos organizaciones en coordinación con los Misioneros Claretianos de Haití, buscan cada día dar esperanza e ilusión dentro de la difícil realidad que se vive en Haití 1 año después de la catástrofe.

GRACIAS A TU COLABORACIÓN

- Donaciones particulares: 409.765,01 
- Subvenciones instituciones privadas: 178.736,00 
- Subvenciones instituciones públicas: 66.594,35 
- TOTAL 655.095,36

COORDINAN LA EMERGENCIA

Fundación PROCLADE, Korima, PROCLADE Bética, PROCLADE Yanapay, PROCLADE Canarias, Enllaç solidari y Solidaridad y Misión.

ORGANIZACIONES COLABORADORAS 

  • Fundación Impulso
  • Gobierno de Cantabria
  • Diputación Provincial de Zaragoza
  • Ayto. de Colmenar Viejo
  • Ayto. de Puertollano
  • Cáritas Diocesana de Oviedo
  • Cáritas Diocesana de Barcelona
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : Haiti,
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.