icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio seglar para el Domingo de Pentecostés

Laiconet -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Juan 20,19-23


Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo. Recibid el Espíritu Santo
Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en su casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: "Paz a vosotros." Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: "Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envió yo." Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: "Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)


La comunidad de discípulos de Jerusalén se encuentra reunida en el día que en que resucitó Jesús.
Han cerrado las puertas por el entorno hostil, que les provoca miedo.
Jesús se presenta en medio de y les comunica su paz, por dos veces.
El resucitado es el mismo que fue crucificado (no es un fantasma), lo confirma el hecho de que les muestra sus manos y el costado, con las cicatrices de la crucifixión. Pero a la vez tiene una apariencia distinta, pues los discípulos no le reconocen inmediatamente, como ocurre en otras manifestaciones suyas.
Quienes reconocen su presencia, se llenan de alegría.
A la vez que les comunica la paz, Jesús hace el envío misionero, para lo cual les comunica el Espíritu Santo (en el mismo día en que resucitó, no 50 días después) y les hace mediadores (a todos los discípulos, no sólo a los apóstoles) del perdón de Dios.
El gesto de comunicación del Espíritu es la "exhalación de su aliento sobre ellos". Imita a Dios cuando sopla su aliento sobre el barro para crear al ser humano: Jesús está creando al nuevo ser humano, está realizando una nueva creación.

PARA VER
(por Pachi en www.diocesismalaga.es)

COMENTARIOS DE SEGLARES

DESDE LA PASCUA DEL ENFERMO
(mujer, casada, con dos hijos, trabaja, enferma de cáncer, pertenece a movimiento seglar)


Este domingo celebramos Pentecostés, termina la  Pascua que empezamos con los ornamentos del sacerdote en rojo el Viernes Santo. Hoy también de rojo celebramos el paso de la muerte a la vida con la venida del Espíritu Santo y se nos invita a ser cristianos con empuje, ilusión y entrega.
Desde el principio de mi enfermedad, he tenido muy claro que lo principal era el tener ganas de vivir. Como siempre ha sido la tónica de mi vida, tras ratos de oración descubrí que como a los apóstoles y a la Virgen María, el Espíritu  lo primero que me dio es “PAZ” para afrontar lo que se me venía encima, teniendo que superar los miedos a lo desconocido y la tristeza que esto nos da. Todo esto fue tras un proceso de re-conversión y a través de la confesión  saber que Dios me había perdonado de mis fallos y rebeldías; y por medio de mi situación ser una cristiana creyente que tiene una misión en los años de vida que Dios me dé.


DESDE LA LA SOCIO-ECONOMÍA
(hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)


¿A qué esperamos? ¿A qué viene el desánimo? A pesar de todos lo pesares, Jesús nos fortalece para nuestra misión con su Espíritu.
Puede que a veces estemos encerrados "en casa con la puerta cerrada" por miedo al fracaso, puede que la injusticia, la pobreza o la indiferencia en tantos ámbitos nos agarroten, pero Jesús nos invita una y otra vez a salir de nuestros muros y seguridades al encuentro del otro mediante el amor. La oración, la Palabra y la Mesa Compartida nos tendría que llenar una y otra vez de Su Espíritu para seguir en la brecha, como tantas personas y organizaciones que todos los días trabajan por la justicia que es hermana de la paz.
Si estamos atentos, veremos como muchas personas en pequeños detalles o en acciones colectivas o comunitarias se dejan llevar por esa savia rejuvenecedora del Espíritu cada día.
Y no se nos puede olvidar, que la única razón por la que Jesús nos envía su Espíritu es la de continuar con su "Reinado" de Dios en la tierra, no para quedarnos sentados confortablemente, sino para salir a nuestra sociedad y vivir denunciando lo que hay de malo y amando a todos como Él nos enseño.

DESDE LOS ABUELOS
(Matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)


Juan nos dice que Jesús se apareció a los discípulos el primer día de la semana, hoy domingo, que desde entonces pasó a vivirse como Día del Señor.
Jesús comienza por darles la Paz, les transmite serenidad, confianza y el miedo y sensación de abandono que sintieron el día de la Ascensión se transforma en alegría
Después vuelve sobre un tema, ya destacado en la última Cena: el envío a difundir su Palabra por todo el mundo. Los discípulos entran a ser copartícipes en la misión del Hijo, enviado por Padre. Llamados a continuar su obra. Para ello cuentan con el Espíritu, que derrama sobre ellos con su aliento.
Jesús les da el poder de perdonar los pecados, a ellos y a todos sus sucesores en el ministerio sacerdotal.
Señor, envía tu Espíritu, en abundancia, sobre toda tu Iglesia, en estos tiempos de dudas y vacilaciones, sobre nuestros nietos, jóvenes y adolescentes especialmente sobre los alejados de los Sacramentos de la reconciliación y la Eucaristía,  para que se acerquen al confesionario con alguna frecuencia, ya que la inmensa mayoría lo hacen para la primera comunión, la confirmación y en sus bodas; que sientan esa PAZ, después de la reconciliación, que tu Espíritu proporciona y por ello sientan necesidad de hacerlo con frecuencia y que los ejemplos que reciban de nosotros sean siempre positivos.

PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)


¡Ven Espíritu Santo! ... ¡Ven y quédate junto a nosotros!
Permanece con nosotros y no nos abandones nunca.
Queremos acogerte en nuestro corazón
y acoger la auténtica vida que Tú nos entregas,
porque junto a Ti desaparecen los miedos y temores,
y se debilitan las dudas, inseguridades y decepciones.
Dios Padre nuestro, necesitamos que tu Espíritu Santo
abra nuestros corazones para amarte a Ti cada vez más,
y para amar a cada uno de nuestros hermanos.
¡Ven Espíritu Santo, llénanos de tu Paz y tu Perdón,
transfórmanos y danos la capacidad de perdonar a los demás!
¡Llénanos de Vida y deseos de vivir alegres;
llénanos de tu Paz, ilusión, esperanza, optimismo,
y deseos de mejorar el mundo en el que vivimos!
¡Llénanos Tú, Espíritu Santo, de unidad, valentía,
entrega a la Misión a través de tu Palabra y fuego en el alma,
para generar y dar calor y amor a todas las personas!
Dios Padre nuestro, te damos Gracias y te Bendecimos
porque Tu Espíritu aviva y fortalece nuestra fe,
y porque nos permite disfrutarla y compartirla en comunidad.
Gracias por todas las cosas buenas que nos das cada día
y que nos regalas al entregarnos y al recibir tu Espíritu Santo.
Te damos Gracias, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
porque Tú nos envías por el mundo a continuar tu Misión,
y nos entregas tu Espíritu Santo para que nada ni nadie
pueda alejarnos jamás de Ti ni de la Fuerza de tu Amor,
y porque Tú, Dios nuestro, nos envías a llenar el mundo
de tu Paz, Amor, Perdón, Esperanza y Alegría.   Amén

PARA CANTAR
(mujer, casada, una hija, trabaja, cantaautora, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)


Recibir al Espíritu Santo es una respuesta de amor a Dios, Jesús mismo nos dice que si se lo pedimos al Padre, Él nos lo enviará por eso debemos acogerlo y permitir que transforme nuestras vidas.
La canción que más gusta, por ahora, de invocación al Espíritu Santo, es "Ven en mi auxilio", y es de Fray Nacho. Que Dios nos siga enviando su Espíritu, y que nosotros sepamos acogerlo y darlo a conocer.

 

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 3 comentarios

Comentarios

María María
el 10/6/11
Recibí la confirmación con 32 años, aprovechando la catequesis familiar para la 1ª comunión de mi hijo mayor.
No sé si hubiera sido igual que cuando tenía 16 o 17 años.
Solo puedo decir que fuí totalmente consciente y convencida de lo que hacía, y fué maravilloso.
Nunca podré olvidar las palabras del obispo ; como calaron en mi. Y la sensación de recibir al Espiritu Santo, recordando aquel día de Pentecostés.
Han pasado algunos años y sigo sintiendo día a día su aliento y su fuerza.
Que El Señor siga derramando su Espíritu Divino y los hombres estemos dispuestos a recibirlo.

Me gusta 0
rosita27 rosita27
el 10/6/11
El Espiritu Santo, nos fortaleze en las enfermedades y nos ayuda a tener paz, a no tener miedo ni desanimarnos, a saber perdonar, amar a Dios, recibirlo en cada sacramento especialmente en la Eucaristia pues Él se queda en este hermoso sacramento por su Santo Espiritu y nos alimenta con su cuerpo y sangre, su Evangelio que nos da palabras de vida eterna . Gracias saludos y bendiciones.
Me gusta 0
gigonzalez gigonzalez
el 11/6/11
El Espiritu Santo sigue actuando, aunque muchos hombres y mujeres no se lo permitan por estar mas en los espejismos de una sociedad efimera y pasajera, que a la final lleva a la soledad y al sin sentido de vida.
Hoy actua el Espiritu Santo en aquellos corazones que le apuestan a la paz, a la justicia y sobre todo a fortalecer el Reino de Dios en medio de nosotros. Ven Espiritu divino y renueva la faz de la tierra y todo aquello que es signo de muerte, tu eres vida.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.