icono estrella Nº de votos: 0

El informe anual de ACNUR revela que hay 42 millones de desarraigados en todo el mundo

ACNUR -

El número de personas desarraigadas a la fuerza por los conflictos y la persecución en todo el mundo se situó 42 millones de personas a finales del pasado año, en medio de un brusco retraso en las repatriaciones y un mayor número de conflictos prolongados que generaron situaciones de desplazamiento prolongadas. Según el informe anual de ACNUR "Tendencias Globales", publicado hoy, este total incluye a 16 millones de personas refugiadas y solicitantes de asilo y a 26 millones de desplazadas internas, desarraigadas dentro de sus propios países.

(JPG) El nuevo informe indica que el 80 por ciento de los refugiados en el mundo se encuentra en países en vías de desarrollo, al igual que la amplia mayoría de los desplazados internos - una población con la que la agencia de la ONU para los refugiados está cada vez más involucrada. Muchas de estas personas llevan años desarraigadas, sin una solución a la vista.

Aunque la cifra de 42 millones de personas desarraigadas a finales de año representa un descenso de unas 700.000 personas respecto al año anterior, los nuevos desplazamientos en 2009 - no reflejados en el informe anual - han más que compensado este declive.

"En 2009, ya hemos observado numerosos nuevos desplazamientos, concretamente en Pakistán, Sri Lanka y Somalia", apuntó el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres. "Mientras alguno desplazamientos pueden ser breves, otros pueden tardar años o incluso décadas en resolverse. Continuamos afrontando varias situaciones de desplazamiento interno a largo plazo en lugares como Colombia, Irak, República Democrática del Congo y Somalia. Cada uno de estos conflictos también ha generado refugiados que huyen cruzando sus propias fronteras".

El informe recoge 29 grupos diferentes de 25.000 o más refugiados en 22 países que llevan al menos 5 años exiliados y para quienes no se vislumbra una solución inmediata. Esto supone que al menos 5,7 millones de refugiados están viviendo en el limbo.

Aproximadamente 2 millones de refugiados y desplazados internos pudieron regresar a su hogar en 2008, número inferior al del año anterior. La repatriación de refugiados (604.000) se redujo 17 por ciento, mientras que el retorno de desplazados internos (1,4 millones) cayó 34 por ciento. Aunque tradicionalmente, la repatriación es la principal solución duradera para los refugiados, la de 2008 ha sido la segunda más pequeña de los últimos 15 años. Esto refleja el deterioro de las condiciones de seguridad, específicamente en Afganistán y Sudán.

"Este hecho indica que los movimientos de repatriación a gran escala observados en el pasado, se han desacelerado", señala el informe, destacando que aproximadamente 11 millones de refugiados han regresado a sus hogares durante los últimos 10 años - la mayoría con ayuda de ACNUR.

En 2008, ACNUR propuso a 121.000 personas para el reasentamiento en terceros países y más de 67.000 partieron hacia sus nuevos hogares con la ayuda de la agencia.

Del número total de personas desarraigadas, ACNUR cuida de 25 millones, incluidas el número sin precedentes de 14,4 millones de desplazadas internas (frente a 13,7 millones en 2007) y de 10,5 millones refugiadas. Otros 4,7 millones de refugiados son palestinos bajo el amparo de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

En los últimos años, en el marco del proceso de reforma humanitaria de la ONU, a ACNUR le ha sido encomendado asistir a los desplazados internos, ampliando así su mandato tradicional de protección y asistencia a quienes han cruzado una frontera internacional. Desde 2005, la agencia ha observado cómo se ha duplicado el número de desplazados internos bajo su amparo.

Según el Observatorio del Desplazamiento Interno (IDMC, por sus siglas en inglés), el total de desplazados internos se ha situado en 26 millones en los últimos dos años. Ninguna agencia tiene la responsabilidad sobre todos ellos, pero la ONU ha introducido un "enfoque de grupo" en el que cada organización tiene asignado un papel en las situaciones de desplazamiento, en función de su experticia. En el caso de ACNUR, se trata de la coordinación de la protección, la gestión de los campos y el cobijo.

"El verte obligado a dejar tu hogar debido a los conflictos o a la persecución es una tragedia, hayas cruzado o no una frontera internacional", dijo el Alto Comisionado. "Hoy en día somos testigos del incesante número de conflictos internos que está generando millones de personas desarraigadas. ACNUR está comprometido a trabajar junto con el equipo de la ONU y la comunidad humanitaria para ofrecer a los desplazados internos la ayuda que necesitan, al igual que hacemos con los refugiados.

Colombia cuenta con una de las mayores poblaciones de desplazados internos, estimada en unos 3 millones. Irak tenía unos 2,6 millones de desplazados internos a finales de 2008, de los que 1,4 millones ya habían sido desplazados en los tres últimos años. Hubo más de 2 millones de desplazados internos en la región sudanesa de Darfur. Los nuevos conflictos armados en el este de la República Democrática del Congo y Somalia en el pasado año generaron un desplazamiento total de 1,5 millones y 1,3 millones respectivamente. Kenia observó un considerable nuevo desplazamiento interno a comienzos de año, mientras que el conflicto armado en Georgia obligó a otras 135.000 personas a dejar sus hogares. Otros lugares en los que aumentó el desplazamiento en 2008 fueron Afganistán, Pakistán, Sri Lanka y Yemen.

La población refugiada bajo el mandato de ACNUR durante el pasado año se redujo por primera vez desde 2006, debido a la repatriación voluntaria y a la revisión a la baja de la estimación de refugiados y personas en "situación semejante a la de los refugiados" en Irak y Colombia. El número de refugiados en 2008 fue de 10,5 millones, frente a 11,4 millones en 2007. Sin embargo, el número de solicitantes de asilo que presentaron una solicitud de manera individual aumentó por segundo año consecutivo a 839.000, un 28 por ciento más. Sudáfrica (207.000) ha sido el principal país receptor de solicitudes individuales, seguido de Estados Unidos (49.600, según cálculos de ACNUR), Francia (35.400) y Sudán (35.100).

Los países en vías de desarrollo albergaron el 80 por ciento de todos los refugiados, poniendo de relieve el peso desproporcionado que soportan aquellos que menos pueden permitírselo, así como la necesidad de ayuda internacional. Los principales países de destino de refugiados en 2008 fueron Pakistán (1,8 millones); Siria (1,1 millones); Irán (980.000); Alemania (582.700), Jordania (500.400); Chad (330.500); Tanzania (321.900); y Kenia (320.600). Los principales países de origen son Afganistán (2,8 millones) e Irak (1,9 millones), que general el 45 por ciento de todos los refugiados bajo la responsabilidad de ACNUR. Otros países de origen son Somalia (561.000); Sudán (419.000); Colombia, incluidas las personas en situación semejante a los refugiados (374.000) y República Democrática del Congo (368.000).

El informe completo de Tendencias Globales 2008 desarrollado por la Sección de Apoyo a la Coordinación e Información de Campo de ACNUR estará disponible en el sitio web en inglés de ACNUR/UNHCR www.unhcr.org.


Extraído de ACNUR
Fotografía por daveblume

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.