icono estrella Nº de votos: 1

Divorciados y casados de nuevo ¿en la Iglesia?

Bonifacio Fernández, cmf -

    Las personas unidas en matrimonio  sacramental,  divorciadas según la ley civil,  y de nuevo unidas en un matrimonio civil están en una situación pastoral sin salida. Su situación las excluye de la plena comunión eucarística. Esto es una fuente de sufrimiento para muchas personas que se sienten rechazadas por la comunidad eclesial. Plantea, por ello,  cuestiones de tipo teológico y de tipo pastoral, es decir, cuestiones relativas a la verdad y cuestiones relativas al amor al prójimo. No hace mucho el cardenal de Tetamanzzi (Milán) escribió una carta pastoral sobre este asunto. De ella se hicieron eco al menos la Civiltà Cattolica (Italia, Roma) y la Documentation Catholique (Francia). ¿Qué se propone? Se reitera la doctrina sobre la exclusión de la comunión eucarística de los divorciados y vueltos a casar. Se dice que está praxis está fundada en la Escritura, que es “una praxis constante y universal”. Pero se insiste en que  están  dentro de la comunión eclesial, y por tanto tienen su espacio en la vida de la Iglesia.

  1. Algunos obispos habían propuesto el camino del discernimiento práctico; no se trataría de una praxis general  para admitir a la comunión a los divorciados y vueltos a casar. Se trataría de cada persona, cuya situación matrimonial es ya irreversible, tras haber hecho un proceso de reflexión y conversión, con el discernimiento subjetivo contrastado con un ministro ordenado, y evitando el escándalo, pueda ser admitido  a la plena comunión eucarística. Pero también este camino está cerrado según la carta de la Congregación para la doctrina de la fe.
  2. Según la doctrina  del magisterio no se trata ni de una discriminación ni de un castigo. No tiene nada de eso. Se trata de reconocer y admitir la realidad objetiva de que su condición de vida contradice la unión de amor entre Cristo y la Iglesia, que “contradice objetivamente la ley de Dios” (Carta de la congregación de la fe, n 4).
  3. Se refiere a los motivos de separación utilizando las categorías de inocentes y culpables, los que abandonan y los que injustamente han sido abandonados. Distingue también la situación de los que están convencidos en conciencia de que su primer matrimonio, irremediablemente destruido, no había sido nunca válido y se vuelven a casar por motivo de la educación de los hijos.
  4. Estas personas deben recibir una “atención improrrogable” (FC. 84). Se exhorta encarecidamente a  todos los fieles a que ayuden a estas personas para que no se sientas separadas de la Iglesia. En este contexto se enfatiza la solicitud maternal de la Iglesia, como madre misericordiosa, la especial preocupación por sus hijos, su empeño en acompañarles y “hacer todo lo posible para fortalecer en el amor de Cristo  y de la Iglesia a los fieles de la Iglesia que se encuentran en situación de matrimonio irregular” (Carta, 10). Habla de la materna cercanía de la iglesia (ib. n. 1)
  5. Es claro que la vida de  un cristiano es mucho más amplia que la comunión eucarística. Por ello se mencionan las prácticas de vida cristiana a las que estas personas son especialmente invitadas: escuchar la Palabra de Dios, frecuentar el sacrificio de la misa, perseverar en la oración, incrementar las obras de caridad, luchar por la justicia, educar a los hijos en la fe cristiana, las obras de penitencia… (FC. 84)
  6. ¿Cómo puede la Iglesia seguir siendo sacramento del amor de Dios en estas situaciones dolorosas? ¿Cómo puede la Iglesia ser “materna hacia estos hijos suyos”, mostrarse como “madre misericordiosa” (FC. 84? ¿Cómo puede avanzar la reflexión teológica sobre esta situación problemática y dolorosa? ¿Es posible que los interesados no vivan como discriminación la praxis de la Iglesia? ¿Son sólidas las razones por las que se mantiene esta praxis? ¿Podemos permitirnos dejar que la situación se haga más general sin hacer alguna propuesta más adecuada?
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : matrimonio,
icono comentarios 10 comentarios

Comentarios

Cristiana Cristiana
el 3/4/10
Paz y Bien. Estoy en proceso de nulidad y he de admitir que no me hubiera imaginado que fuera algo tan duro. Considero que es degradante tener que desnudar tu vida, familia, testigos.... ¿porqué no se toman tantas molestias a la hora de admitir el sacramento del matrimonio?. Tengo dudas y me planteo pararlo todo e ir directamente al divorcio. Mi razón y mi corazón y mi fevme dice que Dios me ama y quiere que sea feliz. Que no quiere sacrificios sino amor. Que vino al mundo para enseñarnos a amar y no quedarnos sólo con las leyes. Y que vivió compartiendo su pan con una comunidad de hombres llena de pobreza en todos los sentidos. En estos momentos tan duros he sentido más ayuda y más apoyo de la gente no creyente, ellos al menos a su modo están ahí animándome a ser feliz, a se ... » ver comentario
Me gusta 1
Prometida Prometida
el 21/12/10
Quien sigue los mandatos del Señor siempre está en su templo, porque el mundo entero se hace templo. La Iglesia Católica no es la voz de Dios, son los representantes de Dios en la tierra pero Dios no les dice lo que han de hacer o decir. Es cierto que ponen sus normas como comunidad y los que quieran pertenecer a esa comunidad han de cumplirlas. Pero una comunidad que sigue el modelo de Jesús no debe rechazar a nadie, sea cual sea su condición, porque Jesús no rechazó a nadie. Quizá la Iglesia se ha cerrado tanto en defender sus normas que ha olvidado el verdadero mensaje de Cristo.
Me gusta 1
xjsalo xjsalo
el 12/6/11
Siento como si fuera la gerarquía la que viviera la fe por mi!. Yo no he de pensar...., yo no he de compartir....., mis experiencias de fe no son escuchadas.... ¿Sólo cuando sigo sus normas soy católica y aceptada como católica? No quiero una iglesia así, que no escucha, que desconfía y me mira por encima del hombro.
Jesus nunca dio normas, sólo invitó a amar. Quién se atreva a juzgarme si amo o no amo, sólo porque me salto las normas que tire la primera piedra!
Me gusta 0
Carlos C. Carlos C.
el 7/6/13
Estimados todos: He leído con atención sus comentarios,y creo, con el respeto que me merecen que muchos no tienen los conocimientos actualizados respecto del tema que nos ocupa, yo soy divorciado y vuelto a casar civilmente (DVC), mi esposa y yo trabajamos en la pastoral familiar dentro de la Arquidiósesis en que vivimos en México, llevamos "UNA LUZ DE ESPERANZA EN EL CAMINO", como reza un libro de mi autoría, y aseguramos en base al magisterio de la Iglesia Católica el que NO le está vedado a nadie la salvación, que el Magisterio de la Iglesia, como palabra de Dios, como reza DEI VERBUM del Concilio Vaticano II (sobre la revelación), en muchos documentos oficiales repite lo antes indicado, entre ellos FAMILIARIS CONSORTIO numeral 84 del Beato Juan Pablo II, Dios es Amor de Benedi ... » ver comentario
Me gusta 0
en-rique en-rique
el 16/11/13
Hola, buen día para todos:
Tengo esperanza de que el Papa Franciso, nuestro querido Jorge M. Bergoglio, nos libere de esta situación tan dolorosa para los divorciados casados en segunda unión. Cualquiera haya sido el motivo de ruptura, no justifica la crueldad de la Iglesia para con nosotros. Lo único que logran es que despreciemos inconscientemente, nuestra relación con el fundador de la Iglesia, logran apartarnos de la fe, en definitiva se transforman en el "anticristo" del catolicismo.
Me gusta 0
en-rique en-rique
el 16/11/13
Hola, buen día para todos:
Tengo esperanza de que el Papa Franciso, nuestro querido Jorge M. Bergoglio, nos libere de esta situación tan dolorosa para los divorciados casados en segunda unión. Cualquiera haya sido el motivo de ruptura, no justifica la crueldad de la Iglesia para con nosotros. Lo único que logran es que despreciemos inconscientemente, nuestra relación con el fundador de la Iglesia, logran apartarnos de la fe, en definitiva se transforman en el "anticristo" del catolicismo.
Me gusta 0
tordera tordera
el 11/10/14
OJO -NO NOS EQUIVOQUEMOS- LO QUE ATES EN LA TIERRA QUEDARÁ ATADO EN EL CIELO .... - CRISTO HECHO PAN Y VINO - QUIÉN COME DE ESTE PAN Y BEBE DE ESTE VINO TIENE VIDA ETERNA Y YO LO RESUCITARÉ EN EL ÚLTIMO DÍA- SEÑOR ILUMINA EL SÍNODO. GRAN TAREA UNIR. EL PARÁCLITO UNIRÁ. GRAN PESO EL DESCARGADO EN LOS PADRES SINODALES. OREMOS. NO SEAMOS CÓMODOS.
Me gusta 0
daniel daniel
el 20/1/15
alguien dijo, (Tengo esperanza de que el Papa Franciso, nuestro querido Jorge M. Bergoglio, nos libere de esta situación tan dolorosa para los divorciados casados en segunda unión.), situacion tan dolorosa para Dios es que hayamos sido infieles a nuestra promesa de amarnos para siempre, el egoismo hace que nos unamos de nuevo sin importar el dolor que podamos causar y ademas cargar en las espaldas de un servidor de Dios la solucion a nuestro pecado es de una comodidad nunca vista, solo mostramos con todo esto que somos instrumentos de indeceable que nos hace poner en nuestra boca cosas que ni sabemos que la decimos. Ademas estamos preso de esta situacion por mutuo propio o Dios nos indujo a cometer estos errores?, Dios vivía en nuestro matrimonio cuando me divorcie? vivia en mi familia? ... » ver comentario
Me gusta 0
Jose manuel Jose manuel
el 5/7/15
Hola me case por lo civil con una mujer divorciada a la que su marido con el cual se caso por la iglesia obligada ya que el parroco de su pueblo no queria bautizar a la hija que tuvieron en comun por no estar casados por la iglesia. Algunos años max tarde eate matrimonio se rompio por infidelidades por parte de su marido llegando asi a ser repudiada por el. Tras este episodio un servidor conoce a esta mujer sufridora de su desgracia y decido formar una familia con ella para y ser felices cosa que hemos llegado a conseguir con creces. Tiempo despues yo he tenido gracias a dios una fuerte conversion hacia la divinidad de dios nuestro padre creador y nuestro salvador jesucristo llwgando a recivir una grande fe la cual sige creciendo a dia de hoy. El problena eeside en que el parroco de mi ... » ver comentario
Me gusta 0
LAURA  LAURA
el 14/1/16
Buena tarde para todos, según veo la gran mayoría de las personas que opinan en este tema son divorciados y atacan a las iglesia por que no pueden comulgar y dicen que son muy creyentes y sin animo de ofender a nadie, pienso; que como católicos deberíamos saber que el matrimonio no es como una camisa que se usa y después se tira el matrimonio es la consagración del amor y se recibe una bendición que termina con la muerte en todos los matrimonios existen dificultades pero de eso se trata el amor de la tolerancia, el perdón la misericordia con el otro, no de salir corriendo por los problemas si fuera asi nadie se podría casar, igual a nadie obligan a hacerlo y por eso se debe pensar bien antes de hacerlo por que aunque uno se vuelva a casar el primero será siempre el esposo ante lo ... » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.