Artículos en Buenafuente del Sistal

Viernes de Ceniza

Viernes de Ceniza

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Observa la relación que establece Jesús entre el novio y el ayuno. Sin duda que esta conexión entre la vía penitencial y la vía afectiva es la diferencia que hay entre comprender la Cuaresma como camino ascético o como camino de seguimiento amoroso. Además de anunciar que su entrega no es fortuita, sino un proyecto de amor total, de entrega y de desposorio.

Miércoles de Ceniza

Miércoles de Ceniza

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Si la condena de Jesús acontece de madrugada, según el autor sagrado, ya se proyecta sobre la Pasión del Señor la luz de Pascua. Jesús, condenado a muerte, sale como un héroe a recorrer su camino y también como el Hijo amado de Dios, al alba.

Tiempo de Cuaresma

Tiempo de Cuaresma

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

El Miércoles de Ceniza, los cristianos de occidente iniciamos el tiempo de preparación para las celebraciones de Pascua, fiesta central del calendario litúrgico. Aunque la cultura actual y el ambiente no acogen socialmente este tiempo de gracia, quienes desean caminar por el sendero evangélico pueden encontrar en él un acompañamiento especial.

Id vosotros a mi viña

Id vosotros a mi viña

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

La actitud que nos corresponde es la de estar atentos al posible paso del Señor, porque, como sucede en la parábola, Él puede pasar para invitarnos a trabajar en su viña. El discípulo se define como aquel que busca a su maestro. El creyente busca a Dios y permanece abierto para percibir todas las señales y signos en los que cabe percibir la presencia divina.

El poder de las llaves (XXI Domingo del Tiempo Ordinario “A”)

El poder de las llaves (XXI Domingo del Tiempo Ordinario “A”)

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

El peor pecado es el de no dejarse perdonar; significa orgullo. Una de las tentaciones más agresivas respecto al perdón es pensar que no nos lo merecemos. También es peligroso haber perdido la conciencia de pecado, o por el contrario, llevar cuentas de las veces que se ha pedido misericordia y creer que ya no se tiene posibilidad de perdón.

La fecundidad de la Palabra.

La fecundidad de la Palabra.

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

¿Cómo es tu tierra, con qué la riegas? ¿Cómo es tu cosecha? ¿La riegas con la escucha de la Palabra, con la oración? O ¿dejas secar la semilla que el Labrador ha plantado en ti?

Tiempo Ordinario

Tiempo Ordinario

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 Después de las fiestas pascuales y de Pentecostés, el calendario litúrgico nos hace volver al Tiempo Ordinario. Aunque en las próximas semanas celebraremos las solemnidades de la Santísima Trinidad y la del Corpus Christi, es bueno saber vivir el día a día, sin el apoyo de acontecimientos festivos extraordinarios. 

Noche de Pascua

Noche de Pascua

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

No me invento las Escrituras ni soy parcial si te digo que todo lo que existe ha sido creado por amor, y que todo existe y se mantiene porque Dios lo sostiene y lo ama. Tú y yo existimos y nos hemos encontrado en la vida, gracias a una providencia amorosa de Dios. “y vio Dios todo lo que había hecho y era muy bueno”.

Santificados y misericordiosos.

Santificados y misericordiosos.

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Dos mensajes destacan en las lecturas de este domingo:

El primero consiste en la revelación de nuestra identidad, lo que somos por gracia: “Sois templos de Dios y el Espíritu de Dios habita en vosotros”. “Vosotros sois de Cristo y Cristo de Dios”. Y esta identidad nos la otorga y asegura la misericordia divina: “Él rescata tu vida de la fosa y te colma de gracia y de ternura”. “Aleja de nosotros nuestros delitos”.

La voluntad de Dios

La voluntad de Dios

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Es sabiduría conocer la voluntad divina, y el autor sagrado afirma que “es prudencia cumplir la voluntad de Dios”. Quizá interpretamos estas enseñanzas en orden a actuaciones concretas, a mandamientos que debemos cumplir, y sin duda, una dimensión de la enseñanza conlleva el cumplimiento positivo de lo que sabemos es bueno.

“Sois sal, sois luz”

“Sois sal, sois luz”

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 Hoy se nos propone la figura del justo que se apiada y presta, y la de aquel que con corazón magnánimo comparte sus bienes y da pan a los hambrientos y vestido al desnudo. Sin duda que la misericordia se demuestra con hechos concretos y no con ideologías o discursos especulativos.

Códigos de felicidad

Códigos de felicidad

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Hoy se nos ofrece como mensaje evangélico uno de los textos más emblemáticos, el discurso de Jesús, que pronunció en el monte, a la manera mosaica, dando a conocer el nuevo código. Es en una composición un tanto paralela a la promulgación de los mandamientos.

La llamada

La llamada

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Estamos en los primeros domingos del Tiempo Ordinario, tenemos ante nosotros el año apenas estrenado, y la Palabra de Dios nos propone el pasaje evangélico de la llamada de los primeros discípulos, y su actitud inmediata de seguir a Jesús, dejando redes, casa, familia…

Desde el seno materno (Domingo 2º del T.O.)

Desde el seno materno (Domingo 2º del T.O.)

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 Sin duda, tanto la lectura del profeta Isaías, como el texto evangélico que hoy nos propone la liturgia dominical, tienen un claro sentido cristológico. Jesús es quien personaliza la visión del profeta: “Tú eres mi siervo, de quien estoy orgulloso”. “Te hago luz de las naciones  para que mi salvación llegue hasta el confín de la tierra”. Y Juan el Bautista señala a Jesús no solo como Mesías, o como Cordero de Dios, sino como Hijo de Dios.

Tiempo Ordinario – Tiempo de Esperanza

Tiempo Ordinario – Tiempo de Esperanza

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 Con motivo de un viaje a Colonia para dar un retiro espiritual a las religiosas del Amor de Dios, he querido acercarme a la iglesia evangélica de Martín Lutero, con motivo de celebrarse este año el 500 aniversario de la Reforma.