icono estrella Nº de votos: 0

Novena de la Medalla Milagrosa en Hozana

Hozana -

¡Hermosa como la luna, refulgente como el sol!

«¿Quién es esta que asoma como el alba, hermosa como la luna, refulgente como el sol, imponente como ejército en formación?» Ct. 6, 10

El 27 de noviembre de 1830, la Virgen Santísima quiso posar sus pies en la tierra para mostrar al mundo, por medio de una humilde monja, su deseo de derramar sobre sus hijos el abundante beneficio de la participación en la vida divina, la Gracia. A las puertas de la fiesta de la Virgen de la Medalla Milagrosa, penetremos en ese grandísimo regalo que el Buen Dios nos ha querido dejar, la Gracia y la Plena de Gracia, María, por medio del itinerario espiritual en línea que Hozana nos propone en noviembre.

Mirando a la Virgen, me puse en un instante a su lado, me arrodillé en el presbiterio, con las manos apoyadas en las rodillas de la Santísima Virgen. - "Allí pasé los momentos más dulces de mi vida; me sería imposible decir lo que sentí".

Así describe Catalina Labouré el sublime momento en que pudo contemplar a la Reina de cielo y tierra.

Concebida en gracia

Creada para un papel único en el orden del universo, como espejo cristalino de las perfecciones divinas, Nuestra Señora fue particularmente privilegiada, pues sobre Ella recayó un amor superior al dedicado por Dios a todos los ángeles y hombres. Sí, en María, la naturaleza humana re-adquiere una belleza ideal, perdida por nuestros primeros padres al salir del Paraíso a causa del pecado. En Ella resplandece deslumbrante y aun más graciosa, la grandeza sobrenatural que constituía la gloria de Eva antes del pecado. Por su Inmaculada Concepción, los maravillosos días del Edén volvían a la tierra de exilio, haciendo de Ella el más hermoso jardín.

Ruega por nosotros, que recurrimos a vos.

En Ella, la participación en la vida divina es plena, -recordemos la clásica definición que se aprendía en el catecismo: la gracia es la participación creada de la vida increada de Dios.-, y por eso quiso mostrarle a Catalina cuánto desea derramar esas gracias sobre las almas que, con confianza, perseverancia y humildad, se las piden; ¡solo quiere eso!, de otro modo, el caudal de gracias y beneficios de la cual es celestial dispensadora se verá disminuido: “Estos rayos simbolizan las gracias que yo derramo sobre los que las piden. Las perlas que no emiten rayos son las gracias de las almas que no piden.”

Ipsa conteret caput tuum. Gen. 3, 15

La serpiente que Ella aplasta, “siendo orgullosa, sufre infinitamente más en ser vencida y castigada por una pequeña y humilde sierva de Dios, y su humildad la humilla más que el poder divino. Lo que Lucifer ha perdido por orgullo, María lo ganó por su humildad; lo que Eva condenó y perdió por su desobediencia, lo ha salvado María por su obediencia”.[i]

Para que Ella pueda derramar esa super abundancia de gracias y te dé fuerzas para aplastar la cabeza de la serpiente tentadora, puedes unirte en oración en: “la novena a la Virgen de la Medalla Milagrosa!

"Haz que se acuñe una medalla según este modelo. Todos cuantos la lleven puesta recibirán grandes gracias. Las gracias serán mas abundantes para los que la lleven con confianza". ¡La Virgen María, llena de gracias, está dispuesta a derramarlas a todos los que se las pidamos!

De esta manera podremos “pasar los momentos más dulces de mi vida” ¡Salve María!

Carmelo Callejas, por Hozana
Heraldo del Evangelio

[i] San Luis M. Grignion de Montfort, Tratado de la verdadera devoción.

Novena a la Virgen de la Medalla Milagrosa en Hozana

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.