Enviar artículo

Comentario a las lecturas del Domingo III por Angel Moreno

Hoy, con la mayor autoridad, el Nazareno se sienta delante de la asamblea de la sinagoga y pronuncia un discurso programático y su propia presentación. Cada uno puede escucharlo como dirigido a él personalmente, y sentir que también se cumple para nosotros la Palabra porque se nos ofrece la gracia de la misericordia.