Enviar artículo

97. Para esto he sido enviado

No tengáis miedo a ser los santos del nuevo milenio, interpeló Juan Pablo II  a un grupo de jóvenes  el 8 de Agosto del año 2000. Resulta que es el anuncio de la Buena Noticia conque Jesús de Nazaret culmina su mensaje de misericordia y amor de Dios nuestro Padre, nada menos que la llamada  a una correspondencia sin condiciones:”Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto”. (Mt. 5,48).