icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo (25 de noviembre de 2018)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?
Lectura del santo evangelio según san Juan 18, 33b-37

Tú lo dices: soy rey

En aquel tiempo, dijo Pilato a Jesús: "¿Eres tú el rey de los judíos?" Jesús le contestó: "¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?" Pilato replicó: "¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?" Jesús le contestó:

"Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí." Pilato le dijo: "Conque, ¿tú eres rey?" Jesús le contestó: "Tú lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz."

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(mujer, casada, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar) 

¿Quién es el rey en la familia? El más pequeño, normalmente, es el que se lleva los favores, las atenciones, los cariños. Hay veces que los reyes o reinas de la casa, es la persona única según su sexo, por ejemplo, una madre cuando todos son varones en casa, o el hermano entre hermanas, o el padre frente a esposa e hija; a veces el rey de la casa y ojalá sean muchos estos casos, el abuelo o la abuela, al que cuidar, al que acoger y proteger. O hay ocasiones, por enfermedad, por cumpleaños, por ser días especiales, por cambios vitales, un miembro de la familia se convierte en el rey de la casa. Estos son los reyes.
Pero, ser rey según Jesucristo, no es como lo entendemos en este mundo, o en nuestra casa, rey no es quien se lleva el privilegio, rey no es quien lucha por quedar primero, rey no es quien quiere destacar. El reino es el de la verdad, el de la justicia, el de servicio, por lo que es rey quien sirve a los demás, quien se preocupa por ser el último para que el otro, especialmente el que más sufre, sea el primero.
Nos gustaría como familia, educar a nuestros hijos en el amor, en ser lo más serviciales, en no esperar que nos lo hagan todo, en estar más pendientes de los más débiles. Es verdad que no siempre nuestros hijos son así, porque los convertimos en pequeños reyes, en pequeños tiranos, con derecho a todos los privilegios, pero es tan importante y en esto como padres, como esposos, estamos trabajando duro: poner al otro en el trono siempre.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Señor Jesucristo y Dios nuestro,
Tú que eres Camino, Verdad y Vida,
haz que escuchemos su Voz cada día,
a través de tu Palabra de Vida, en la Oración,
para ser siempre fieles discípulos tuyos
y ser testigos de tu Amor y de tu Verdad,
en medio del mundo, y comunicando a todos,
tu Buena Noticia y la alegría del Evangelio.
Dios Padre Bueno y Misericordioso,
haz Tú que las cosas del mundo
jamás nos alejen ni nos separen de Ti,
haz que tu Amor reine siempre en nuestra vida,
y que vuestro corazón transmita a los demás
el Amor que Tú nos regalas cada día.
Ten Misericordia de cada uno de nosotros
y haz que tu Reino venga a todos nosotros,
para que nuestra vida se llene de tu Paz,
Justicia, Vida, Misericordia, Amor y Verdad.
Te damos Gracias, Dios Padre Bueno,
porque Tú vives en medio de nosotros,
estás Presente en nuestra vida cotidiana,
y Tú reinas siempre, con tu Amor y Misericordia.
Tú que eres Dios Padre Misericordioso y nos amas,
ayúdanos a construir tu Reino de Vida y Salvación
en medio del mundo, y en nosotros, para que tu Amor
crezca y reine siempre en nuestros corazones,
reine también en el mundo y todo el Universo,
y a lo largo de toda la Historia, como Tú lo quisiste
desde el primer momento de la Creación.  Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, cinco hijos, trabajan ambos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Al acabar el año litúrgico tal vez hagamos un repaso de nuestro camino recorrido. Posiblemente recordemos que muchas veces hemos orado durante el año pidiendo al Señor que nos aumente la fe. Tal vez hayamos entrenado nuestra mirada para observar el mundo, tomando conciencia de sus necesidades, queriendo que siempre se nos revuelva el estómago para no acostumbrarnos a ninguna situación injusta. Tal vez hayamos tratado de transmitir la fe a los que podemos llegar. Posiblemente hayamos querido aprender a ser generosos cada día con aquello que se nos ha dado y que debemos repartir y compartir con los hermanos. Y en el ámbito familiar, seguramente habremos alentado nuestro deseo de crecer como la iglesia doméstica que somos.
Y por encima de nuestros "avances", al terminar este año litúrgico el Evangelio nos plantea tres cuestiones básicas: ¿es Jesús nuestro Rey? ¿Somos testigos de la Verdad? ¿Escuchamos la voz de Jesús?
Esta semana te proponemos alguna de estas acciones:
Que si te sientes culpable de algo, te sepas perdonar desde el convencimiento de que aunque seamos pequeños, cobardes, indignos,... nuestro Rey nos quiere como somos.
Que prestes especial atención a alguna ocasión en concreto en la que tengas oportunidad de ser testigo de la Verdad, de forma pública o desde el anonimato, y en esa acción concreta, te sientas respaldado por la fuerza creadora de Jesús.
Que si no frecuentas la Eucaristía o la lectura del Evangelio de lunes a viernes, escuches especialmente la voz de Jesús en dicho Sacramento o con la lectura orante de la Palabra algún día laborable de la semana.
Que Dios nos siga bendiciendo.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 1 comentario

Comentarios

Aldemar cabrera Aldemar cabrera
hace 3 semanas, 1 día
Jesús rey del universo, ayúdanos a dejarte reinar en nuestros corazones y a ofrecerte nuestras manos para servir en todas partes especialmente a los que sufren.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.