icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingode la Santisima Trinidad (27 de mayo de 2018)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?
Lectura del santo evangelio según san Mateo 28,16-20

Bautizados en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: "Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo."

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, trabajan ambos, cuatro hijas, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar) 

Este Evangelio me resulta muy querido y emotivo. Como padres, nos vemos altamente reflejados en él. Aún siendo una despedida de sus discípulos, Jesús les transmite seguridad para que salgan a realizar sus tareas con la confianza de que Él está con ellos.
Nuestras niñas, las mayores, cada vez menos todo sea dicho, también necesitan saber que papá y mamá están con ellas en todo momento. Que las acompañamos y protegemos aún cuando no nos ven. En multitud de ocasiones demandan, no sólo que estemos con ellas, sino que participemos en sus quehaceres diarios (bien sean juegos, deberes del cole) o que veamos cómo ellas los realizan. Conforme crecen demandan más distancia del nido, más autonomia, pero siguen necesitando sentir la seguridad de saber que papá y mamá estamos ahí acompañándolas "todos los dias, hasta el fin del mundo", disponibles para darles el soporte y apoyo que requieran en cada momento.
Es maravilloso sentir que somos copartícipes en esta tarea de acompañamiento en el crecimiento y desarrollo espiritual de nuestras hijas.

DESDE LA LLAMADA A LA SANTIDAD
(mujer, casada, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar) 

Imagen preciosa la que relata el texto a la vez que inabarcable, el Señor vuelve a hacer su ELECCIÓN a personas concretas a los que ha escogido. Caigo en la cuenta que es un número muy reducido y además "algunos vacilaban", pocos y no muy convencidos. Con esos pocos, les muestra una MISIÓN, nada más y nada menos, que hacer "discípulos suyos a todos los pueblos..."
Pensado fríamente hasta ahí, es para echarse a temblar, es evidente que elección y misión no cuadran, que hay un "abismo" entre los que son y lo que se les pide, la misión está muy por encima de las capacidades del grupo elegido.
Creo que es lo que podemos pensar y sentir cuando volvemos a constatar, esta vez nos lo recuerda nuestro querido papa Francisco, que estamos llamados a la SANTIDAD. Yo ¿santa?, imposible...me siento incapaz de ser santa. Lo que veíamos con los apóstoles, elección y misión, un abismo.
En mi  día a día, cuando no soporto el ritmo y dificultades del trabajo, en la familia cuando las relaciones se tensan y no responden a nuestras expectativas, en la comunidad cuando experimento sensaciones poco gratificantes, ante la ancianidad y enfermedad de mis padres que me agotan las pocas energías que me quedan y sale todo mi mal humor, en estos momentos de cruz ¿cómo cumplir con nuestra altísima misión de ser santo? ¿Dónde encontrar la capacidad para actuar desde el Amor?
Cuando soy consciente de ese abismo entre lo que soy y lo que estoy llamada a ser, encuentro la clave de todo, y que nos la dice el evangelio al final "yo estoy con vosotros todos los días  hasta el fin del mundo." Empiezo a entender que solo la Gracia de Dios me regala la santidad, empiezo a experimentar que Él y la Madre caminan a mi lado, acompañan mis quehaceres y que hacen el milagro en mí, para ser capaz de actuar santamente en los diferentes ámbitos de mi vida. Me propongo permanecer unida a ÉL para que, por su Gracia, me regale la santidad y así me capacite para saltar el abismo y sin miedo.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Gracias, Dios nuestro, porque podemos rezarte
en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,
ya que Tú eres Amor fiel con todos nosotros.
Te damos Gracias porque Tú, Dios Bueno,
nos amas con Ternura y Misericordia infinita,
y aunque seas inalcanzable para nuestra razón,
siempre te haces cercano en nuestro corazón.
Te damos Gracias, Santísima Trinidad y Dios nuestro,
porque eres Misterio de Amor y de Misericordia
que siempre te haces Presente en nuestra vida.
Gracias porque Tú te revelas como Dios Comunidad
para enseñarnos a vivir en comunidad con los demás,
y así poder compartir nuestra fe con cada persona,
y comunicar a todos la alegría de tu Evangelio.
Gracias, Dios Padre nuestro, porque nos amas
y nos muestras tu Divina Misericordia cada día.
Gracias, Dios nuestro Jesucristo, porque Tú no salvas
y nos proteges de todo mal para poder seguirte siempre.
Gracias, Espíritu Santo, por que Tú nos guía, acompañas,
y fortaleces nuestra fe para no alejarnos jamás de Ti.
Ten Misericordia de todos nosotros y ayúdanos
a vivir cada día en fraternidad con cada persona,
para ser un reflejo de tu Amor, que todo lo une,
en medio del mundo y en medio de nuestra sociedad.
Haz que tu Espíritu Santo nos empuje con valentía
a anunciar tu Buena Noticia al corazón de cada persona,
para que todos te conozcan y juntos te amemos más,
y que todos unidos a Ti logremos bendecirte y alabarte.
¡Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo! Amén. 

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Con la fiesta de hoy celebramos a Dios como Misterio que se nos regala.
Jesús aunque no habló directamente de la Trinidad, nos muestra el camino hacia un Dios que es Amor, nos regala su Espíritu y nos deja su ejemplo de vida.
Para actuar desde el Evangelio de esta semana…
Cuidemos nuestra fe: Es frágil y en demasiada ocasiones es zarandeada por las dudas. Utilicemos todos los medios a nuestro alcance para vivir en la confianza a Dios sin “vacilaciones”.
Estrechemos la relación con Jesús: Solo así nos sentiremos realmente discípulos del Maestro y creeremos que estamos llamados a “ir y hacer discípulos, por el que tiene pleno poder en el cielo y en la tierra”. Hagamos los cambios necesarios en nuestro estilo de vida para asemejarlos más al del Señor Resucitado, (sin rebajas, sin excusas…) Es la forma de llegar a una vida, liberados, en plenitud y en disposición para “enseñar a otros” lo que nos muestra el Maestro..
Rompamos nuestros muros: En demasiadas ocasiones vivimos atrincherados en nuestra casa, en nuestro trabajo, en nuestro propio yo…  lo que nos lleva a vivir desde la indiferencia….Aprendamos desde la comunión del Misterio Trinitario a vivir en comunión. Esto nos ayudará a romper nuestro egocentrismo y a un crecimiento personal más auténtico porque estará basado en el amor y en la apertura hacia los demás.
“Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.
 

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 2 comentarios

Comentarios

Alejandro Alejandro
hace 3 semanas, 2 días
Gracias por vuestras reflexiones de cada semana hermanas/os. Su compartir es de gran ayuda en la acción de la Iglesia actual. Dios os siga bendiciendo
Me gusta 0
Pablo Lopez Ber Pablo Lopez Ber
hace 3 semanas
Gracias por sus comentarios. Ayudan mucho a mantener viva la fe
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.