icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo XXV (24) del Tiempo ordinario. (22 de septiembre de 2019)

Laiconet -

LECTIO DEL DOMINGO XXV TIEMPO ORDINARIO - CICLO

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Lucas 16, 1-13

No podéis servir a Dios y al dinero
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Un hombre rico tenía un administrador, y le llegó la denuncia de que derrochaba sus bienes.
Entonces lo llamó y le dijo: "¿Qué es eso que me cuentan de ti? Entrégame el balance de tu gestión, porque quedas despedido."
El administrador se puso a echar sus cálculos:
"¿Qué voy a hacer ahora que mi amo me quita el empleo? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa. "
Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo y dijo al primero: "¿Cuánto debes a mi amo?"
Éste respondió: "Cien barriles de aceite."
Él le dijo: "Aquí está tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta."
Luego dijo a otro: "Y tú, ¿cuánto debes?"
Él contestó: "Cien fanegas de trigo."
Le dijo: "Aquí está tu recibo, escribe ochenta."
Y el amo felicitó al administrador injusto, por la astucia con que había procedido. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz.
Y yo os digo: ganaos amigos con el dinero injusto, para que, cuando os falte, os reciban en las moradas eternas.
El que es de fiar en lo menudo también en lo importante es de fiar; el que no es honrado en lo menudo tampoco en lo importante es honrado.
Si no fuisteis de fiar en el injusto dinero, ¿quién os confiará lo que vale de veras? Si no fuisteis de fiar en lo ajeno, ¿lo vuestro, quién os lo dará?
Ningún siervo puede servir a dos amos, porque, o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Nos encontramos con una parábola de Jesús (de lectura opcional en la liturgia) y unas cuantas afirmaciones de Jesús sobre la riqueza. Sólo en este trozo del evangelio, y también en una frase de Mateo, sale la palabra mammona para referirse a la riqueza, al dinero. Mammon era considerado un dios (un ídolo). De ahí que Jesús presente la alternativa de servir al Dios verdadero o a ese dios falso. Y además, por dos veces adjetiva a mammona con una palabra que habla de su maldad, que la liturgia traduce de distintas formas: "el dinero injusto", "el vil dinero". La parábola de Jesús da frecuentemente a interpretaciones erradas, pues su lectura no es sencilla. En definitiva, Jesús anima a sus seguidores a ser sagaces, como se recomienda en otras partes del Nuevo Testamento

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.
Ante el Octubre Misionero Extraordinario convocado por el Papa Francisco, dedicamos este tiempo ordinario a esta perspectiva.

DESDE LA MISIÓN
(mujer, soltera, jubilada, colaboradora voluntaria en misiones populares)

Es tan clara, tan fuerte, tan tajante la frase en boca de Jesús, que su Palabra me hace ver mi realidad en este mismo momento y me pregunto: ¿ De qué me habla Dios? ¿ De qué  me habla el dinero? Jesús me dice que no puedo servir a los dos...y tengo que elegir sin engañarme . Sus Palabras son verdadera enseñanza y yo creo en Ellas me fío de Ellas quiero que cale en mi espíritu hasta lo más profundo de mi ser, no sólo leerlas o escucharlas, porque están dichas por Él para ser creídas y para ser cumplidas...Me advierte seriamente lo fácil que es caer en la "adoración " de lo que representa el dinero. Quiere que sea astuta, sagaz para calibrar como puedo manejarme y tener una actitud de equilibrio para elegir lo importante, que es Dios, y no caer en un fariseismo, lleno de  ambición, de codicia y de adoración a  "dioses" falsos que me separan del verdadero  Dios y de mis hermanos. El dinero se burla de Dios en la persona de Jesús, me duele esa realidad...pero el mismo Evangelio me lo dice.....y sigue pasando aquí y ahora. El texto de este domingo me conmueve y me ha hecho ver dónde tengo que poner mi corazón y de qué quiero llenarlo, porque según la Palabra de Jesús, y creo firmemente en Ella, debo buscar primero el Reino y todo lo bueno que este representa de amor , de justicia, de paz, de fraternidad.. sencillamente llenar todo mi ser, toda mi vida de Dios  porque sé que lo "demás se nos dará por añadidura "

DESDE LA MISIÓN
(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)

Jesús nos llama a estar en el mundo para anunciar su Buena Noticia, trabajar por el Reino y para ello debemos estar libres de ataduras... pero... ¡cuanto nos cuesta liberarnos del materialismo que impera!
Este texto me trajo a la mente una familia haitiana que no tenía para comer, recibieron unas bolsas con alimentos que les daría para una semana, sin embargo ellos cocinaron casi todo e invitaron a los vecinos, que también pasaban necesidad, fue un día de fiesta.
Para mi fue una gran lección, compartir lo que se tiene, primero están las personas.
Allí la gente daba prioridad a estar, disfrutar con los vecinos, amistades... con los enfermos... Aquí estamos atados a mil obligaciones para cubrir nuestras necesidades (bastantes de ellas impuestas por el sistema de consumo) y eso, en muchas ocasiones, nos impide dedicar tiempo a las relaciones personales.
Necesitamos ganar dinero, tener las necesidades básicas cubiertas... pero que esto no nos sirva de justificación para olvidarnos de lo que verdaderamente importa: las personas, nuestros hermanos y hermanas, de disfrutar y compartir con los que nos rodean.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, con tres hijos, pertenece a movimiento seglar)

Padre, que no me ciegue la inercia de lo que me rodea,
Que no me pierda entre lo que debo tener y entre lo que esperan que tenga,
Que no cruce la línea entre lo necesario y lo ostentoso…
Padre, ayúdame a discernir y descubrir que tener sólo tiene sentido desde el ser
Y desde el dar para ser…
Señor, que no me arrastren esos cánones inventados e impuestos de lo que es importante, que no me pueda la codicia, ni el materialismo vacío…
Pero que sepa, Señor, manejarme en este mundo lleno de cosas y a veces, vacío de hechos… Que sepa moverme con el acento en el dar y en el darse, porque sólo desde la generosidad y la entrega se puede sobrevivir en la tenencia de aquello que nos llega…
Padre, que no me puedan los ruidos, que no me arrastren los bienes, que no sucumba al encanto fácil de vivir como otros, porque ser tu Hijo implica una misión, un sentido y un compromiso con testimoniar unos valores, una apuesta por ser diferente… Y eso sólo cabe aferrado a la honradez, a la honestidad, a la generosidad, y al desprendimiento… y a estos principios sólo se llega y se permanece desde tu Palabra.
Sostenme, Dios mío, lejos del miedo a tener pero muy cerca de la pasión de dar y de darme por entero, y ajeno a toda ostentación.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

 

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 2 hijos, él trabaja el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

En muchas ocasiones decimos que el dinero no es lo más importante de nuestra vida. Sin embargo, si nos paramos a pensar, nuestro día y gran parte de nuestra agenda, se organiza en torno a él. Por tanto nos condiciona. Nuestra sociedad, está instalada, en una especie de “rueda” que nos atrapa  también a nosotros y de la que nos resulta difícil escapar. Nos rodea y nos envuelve… el “tanto tienes tanto vales”  o el “necesito” irreal y sin sentido.
Desde este Evangelio, os invitamos esta semana a…
ACTUAR con objetividad: Analicemos en qué hemos gastado hasta ahora el dinero. Párate a pensar de cuanto de eso que tienes, puedes prescindir. Reflexiona sobre los momentos en los que has hecho un uso caprichoso del dinero…. Y tras mirar qué uso hacemos de él, estaría bien plantearnos qué haría Jesús en nuestro lugar, en este siglo, en este tiempo…
ACTUAR con generosidad: Compartamos una parte importante del sueldo, de lo que ganamos. No se trata de ”dar limosna” de vez en cuando, para hacer callar a nuestras conciencias. Se trata de destinar parte de mi trabajo y de mi esfuerzo al bien común o mejor aún de incluir entre mis prioridades ese bien común. Plantéate cómo puedes hacerlo.
ACTUAR con sabiduría: Y también con astucia, para no dejarnos arrastrar por las necesidades creadas… Nuestro objetivo de vida no debe ser ganar el mundo, ganar en confort, ganar en prestigio, ganar en… Nosotros debemos tener como objetivo, hacer presente aquí y ahora el Reino de Dios, para hacerlo crecer, para hacer que brille su Luz…
Discernamos qué cambios debemos implantar en nuestro estilo de vida para que esté dentro del plan del Padre. No debemos olvidar que nada de lo que poseemos es nuestro. Somos meros administradores y como tales, estamos al servicio de Dios… No se puede servir a dos señores…

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.