icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo XXII del Tiempo Ordinario (2 de Septiembre de 2012)

Laiconet -

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN San Marcos 7, 1-8. 14-15. 21-23

Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres.

 
En aquel tiempo, se acercó a Jesús un grupo de fariseos con algunos escribas de Jerusalén, y vieron que algunos discípulos comían con manos impuras, es decir, sin lavarse las manos. ( Los fariseos, como los demás judíos, no comen sin lavarse antes la manos restregando bien, aferrándose a la tradición de sus mayores, y, al volver de la plaza, no comen sin lavarse antes, y se aferran a otras muchas tradiciones, de lavar vasos, jarras y ollas. ) Según eso, los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús "¿Por qué comen tus discípulos con manos impuras y no siguen la tradición de los mayores"? Él contesto: / "Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito: / "Este pueblo me honra con los labios, / pero su corazón está lejos de mí. / El culto que me dan está vacío, / porque la doctrina que enseñan / son preceptos humanos." / Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres." Entonces llamó de nuevo a la gente y les dijo: "Escuchad y entended todos: Nada que entre de fuera puede hacer la hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre. Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro."

 

PARA VER
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)


(por hombre, casado, pertenece a movimiento cristiano, en vacaciones)

Los fariseos, antes y ahora, nos cargan de reglas, normas, costumbres, que esto es bueno, que esto es malo, que esto no se puede decir, que esto no se debe hacer, etc… cosas que son antiguas, pero nada nos dicen de la sinceridad que debemos y queremos tener, sólo miran por fuera. Jesús es muy claro: somos hombres nuevos y como tales tenemos que romper con lo antiguo. Como bien dice: no es malo lo que entra por la boca, sino lo que sale de nuestro corazón. Lo que seguimos son ritos y costumbres que las hacemos de forma mecánica, sin sentir, Jesús quiere que sintamos desde dentro de nosotros, que no hay nada malo en las formas, que lo importante es que brote el amor desde mi corazón hacia ti, Señor y Dios mio y hacia mis hermanos, mi prójimo, mi próximo. Hemos estado de vacaciones Señor, tú y yo, hemos caminado por las arenas de nuestras playas y esta vez sí que hemos charlado a gusto. Nos hemos despachado bien con todo aquello que teníamos pendiente y que gracias a ti hemos afrontado y resuelto. Ya mismo volveremos a la rutina de nuestras vidas con el saborcillo de haber estado descansado y relajado de nuestras obligaciones habituales, pero me quedo con que has estado constantemente conmigo y yo contigo Señor.
 

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios