icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo de la Sagrada Familia (20 de diciembre de 2018)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Lucas 2, 41-52

Los padres de Jesús lo encuentran en medio de los maestros

Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por las fiestas de Pascua.
Cuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre y, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres.
Éstos, creyendo que estaba en la caravana, hicieron una jornada y se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén en su busca.
A los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas; todos los que le oían quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba.
Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: "Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados."
Él les contesto: "¿Por qué me buscábais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?"
Pero ellos no comprendieron lo que quería decir.
Él bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad.
Su madre conservaba todo esto en su corazón.
Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

LA ESPERANZA DESDE LAS PERSONAS SIN HOGAR
(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar, voluntario con personas sin hogar) 

En el equipo solemos decir que Jesús nació como un "sin techo" - que no una persona sin hogar, pues siempre tuvo una familia que lo amó, cuidó, educó... - y lo hacemos porque, recordando el pasaje del evangelio en el que se narra su nacimiento, vemos cómo vagan hasta que encuentran un lugar, entre animales, en el que María puede dar a luz a Jesús. Llevado a nuestros días, no me cuesta nada imaginar a Jesús recién nacido en una patera, en un campo de refugiados, en algún portal de nuestras calles o en cualquier otra realidad en la que podamos encontrar a los que la sociedad considera los últimos, pero que son los primeros a los ojos de Dios.
El evangelio de esta semana nos muestra a Jesús, aún niño, pero ya con unas ideas y convicciones inquebrantables, y a María, siempre atenta y dispuesta a aceptar la voluntad de Dios, "procesando" en su corazón las experiencias de la vida. Creo que son actitudes irrenunciables para todos los que intentamos aportar nuestro granito de arena en la construcción de un mundo más justo y fraterno, y hacer, de nuestro día a día, una perenne NAVIDAD.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Te damos Gracias, Dios Padre Bueno,
porque nos amas y nos has entregado
una familia donde vivir nuestra fe
y donde podemos hacerla crecer y madurar.
Ten Misericordia de nosotros, Dios Bueno,
y ayúdanos a saber conservar en nuestro corazón
todo lo bueno que Tú nos regalas cada día.
Gracias porque siempre nos enseñas algo nuevo
y nos das la capacidad para poder compartirlo,
enseñando con paciencia a quien no sabe,
y aprendiendo también de cada persona
todo lo bueno que Tú pones en ella.
No permitas que nada ni nadie nos alejen de Ti,
y haz que tu Amor no se anime a conocerte más
y a seguirte siempre, para poder amarte, servirte,
alabarte y adorarte cada día más, Dios nuestro.
¡Te damos Gracias por nuestras familias!
Concédenos, Dios Padre Bueno,
el don de experimentar tu Amor
presente en medio de nuestras familias,
para poder vivir y transmitir la fe en ellas cada día.
Hoy te pedimos por todas las familias del mundo,
para que Tú las cuides y las protejas, derramando
tu Amor y tu Misericordia en ellas, y especialmente,
en todas aquellas que están separadas, rotas,
o sufren por diversos motivos que causan dolor
entre las personas que forman parte de ellas.
Ayúdanos a defender siempre a la Familia
en nuestra sociedad y en medio del mundo,
y a ayudar a aquella familias más débiles,
que más necesiten nuestro amparo y comprensión.
Amén 

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Para actuar desde el Evangelio de esta semana, fijémonos en el testimonio que nos deja la familia de Nazaret. Su experiencia de fe les proporcionó una gran unidad desde el inicio. Su cohesión fue tan fuerte que no la pudo romper ni la persecución, ni el exilio, ni las duras pruebas…. Procuremos modificar todo lo necesario para que esa fe brille en nuestra familia con intensidad. Solo desde ella podremos ser luz para el mundo y vivir en nuestro hogar en la armonía que tuvo el hogar de Nazaret. Estemos también atentos a las necesidades de los miembros de nuestra familia. Prestemos especial atención a las necesidades de aprendizaje, superación, emocionales, de diálogo, de comprensión…   Jesús iba creciendo en sabiduría y gracia de Dios ante los hombres. Que así sea en nuestra familia.
Con especial disponibilidad en estos días, estemos cerca de alguna familia que conozcamos en la que sufren la enfermedad o que están lejos de su país y de sus seres querido o que viven inmersos en la pobreza (de cualquier tipo)… Intentemos acercarnos sin ideas preconcebidas. Es importante escuchar para poder empatizar  y saber ayudar, como nos gustaría que lo hiciesen con nosotros.
Y dado que llega el final del año, hagamos balance, revisemos lo que han sido estos 12 meses. Miremos hasta qué punto nuestra vida fue Evangelio. Sería bonito terminar nuestro año, pidiendo perdón al Padre por todo aquello en lo que le hemos fallado. Demos a su vez gracias por nuestra apertura al Espíritu en aquello que hicimos desde la Palabra y ofrezcamos algún propósito firme de acción por el Reino, para cumplir con la que es  nuestra vocación y misión. Y si podemos compartir este momento de oración con la familia, sería espectacular.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.