icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo de la Ascensión (13 de mayo de 2018)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?
Lectura del santo evangelio según san Marcos 16,15-2

Subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios

Conclusión del santo evangelio según san Marcos:
En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: "Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos." Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

El evangelio de Marcos terminaba originalmente en 16,8 con la huida de las mujeres del sepulcro tras el encuentro con un ángel que les proclamó la resurrección de Jesús. Ellas "no dijeron nada a nadie porque tenían miedo"; es la última frase de este libro.
Posteriormente se le añadieron epílogos, imitando a los otros dos evangelios sinópticos -Mateo y Lucas-, del que se conocen dos, uno largo y otro corto. El primero es el reconocido por la Iglesia como palabra de Dios. Forman los versículos 9 al 20.
La primera parte narra apariciones del Resucitado: a María Magdalena, a dos discípulos (se pueden identificar como los de Emaús) y finalmente a los Once; ello del versículo 9 al 18, del que la lectura de hoy tomar los tres versos finales, empezando abruptamente en mitad de la aparición a los Once, que empieza el versículo anterior.
A la liturgia de este domingo le interesa los versículos finales de Marcos, 19-20, particularmente el primero que narra sucintamente la ascensión del Señor: "El Señor Jesús, después de hablarles, subió al cielo y está sentado a la derecha de Dios"
El mismo hecho es narrado también sólo por Lucas, al final de su Evangelio (24,51) y al comienzo de sus "Hechos" (1,9), con parecidas palabras sobre su "subida" al cielo, como en Marcos, en una visión espacial que considera que el cielo es un lugar que está "arriba" al que Jesús se traslada físicamente, como se hace en la tierra para ir de un sitio a otro.
El puesto a la derecha del personaje central de una asamblea es el más importante. Es frecuente en el Nuevo Testamento y en la Iglesia el recuerdo del Salmo 110 (109), 1: "Dijo el Señor a mi Señor: "Siéntate a mi derecha, mientras yo pongo a tus enemigos como estrado de tus pies".
En el libro de los Hechos y en las cartas hay varias referencias a Jesús sentado a la derecha de Dios.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO
(hombre, soltero, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Jesús se va, nos deja solos. Pero nos deja un mandato, el de proclamar el Evangelio a toda la creación. Para mi la creación se reduce a mi entorno más cercano: mi familia, mi amigos, mi trabajo, mis vecinos. El trabajo es posible que sea uno de los entornos más difíciles donde predicar el Evangelio. Pero la dificultad viene muchas veces en que no predico el Evangelio de Jesús, sino mi evangelio. Jesús no se va y nos abandona, Jesús sube al cielo para que crezcamos, para que seamos adultos, para que seamos nosotros quienes llevemos a cabo la propagación de su Evangelio. Nos conoce, sabe cómo somos y confía en nosotros. No es una carga pesada o una gran responsabilidad que carga en nuestras espaldas. Es un gesto de confianza. Los apóstoles lo entendieron bien y se fueron a predicar. Pues eso es lo que tengo que hacer yo, predicar con alegría el Evangelio de Jesús. Que también Jesús cooperará conmigo.

DESDE EL TRABAJO POR LA JUSTICIA
(hombre, casado, dos hijas, trabaja, activista de "Justicia y Paz e Integridad de la Creación", pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Misión grande la que me encomienda esta Palabra para este domingo. A toda la creación ir y anunciar... En mi contexto, ¿qué significa hoy anunciar y defender a la creación?. Dios confía en que cumpliré su voluntad, soy parte de su creación y me llama a defenderla y cuidarla. El dominio explotador al cual está sometida la madre tierra está llevando a destruir nuestra propia vida. En este evangelio debo manifestar que soy hijo e hija de Dios y que estoy del lado de Dios, por tanto, cuido y defiendo todo aquello que es de Dios y que es parte de su plan para mi. Creer en estos signos de vida nos hará testimonios vivos.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Padre Misericordioso,
porque Tú nos invitas, de nuevo, a ser misioneros
y a proclamar tu Buena Noticia por todo el mundo.
Gracias, Dios Padre Bueno, por tu Misericordia,
y por contar con nosotros para ser instrumento tuyos
para anunciar el Evangelio a todas las personas.
Te damos Gracias por el don de la Fe que Tú no das,
y te pedimos que Tú nos ayudes a fortalecerla,
para que nuestra fe crezca cada día más en nosotros,
y pueda ser compartida con cada hermano nuestro.
¡Gracia por Sacramento del Bautismo, que nos salva,
y que nos transforma en misioneros para siempre!
Ten Misericordia de nosotros, y recuérdanos a diario
que Tú, Dios Bueno, siempre nos proteges de todo mal,
y que junto a Ti, nada ni nadie puede dañarnos jamás.
Te alabamos por tu Gracia recibida en nuestro bautismo
que nos hizo ser parte de la Iglesia, que es Misionera,
y como Iglesia que somos, Tú nos llamas a ser tus testigos
para comunicarles a todo el mundo que Tú Vives
y que quieres ser conocido y amado por todos. Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

La Resurrección del Señor y la Ascensión, son por antonomasia los dos grandes episodios del evangelio de exaltación de Jesús crucificado, y así debemos darle la importancia que merece. La mayor prueba de Amor que tuvo Dios-Padre para con nosotros fue entregar a su propio Hijo para que, sabiéndolo, sufriera, padeciera, se abajara a lo más humilde de la condición humana, sintiera el dolor, el frio, el hambre, las tentaciones, fuera lo más despreciado y humillado y finalmente, diera la vida por nosotros, clavado en una cruz, como si fuera un bandido. ¡Qué triste si hubiera terminado todo así...!
Es de justicia reconocer que Dios-Padre tenía que recompensar a "tan buen Hijo" que cumplió, a pesar de todos y de todo con su voluntad. La recompensa justa fue la resurrección y la ascensión para estar de vuelta sentado junto al Padre.
Nos lo dejó 40 dias más, después de la resurrección, entre nosotros, ¡menos mal...!, para que nos diera un poco de tiempo para, como sabía que eramos un poco ceporros, explicarnos las escrituras, quitarnos los miedos, hacer que creyeramos que no era un fantasma, darnos sus últimos avisos...("amaos como yo os he amado, la medida del amor...").
Y llega el momento de irse, ¿por qué, para qué? Yo siempre pongo el mismo ejemplo, de la mano de nuestros padres no podemos ir siempre, si no, ¿cómo maduraríamos, cómo nos enfrentaríamos a los problemas del mundo?
A mí lo único que me queda claro es que el Señor me quiere muchísimo, me quiere aunque por mi tozudez, llegue a no ser buena persona, aunque no haga caso de "sus avisos"... Sé que si cumplo su Palabra, voy a tener plenitud de vida, si no, seré un desgraciado siempre.
Las cosas malas de la vida, enfermedades, problemas,... Vendrán, no mandadas por Él, como dice alguna gente, Dios no nos desea nada malo, pero sí tengo la seguridad de que tengo y tendré una mano a la que agarrarme, la suya, por que me acompañará dandome fuerza en esos momentos...llámalo Espíritu Santo.
También es un día para no pararse a mirar el cielo, las nubes,... Es un día para reactivarse, para ponerse manos a la obra, amar, curar, anunciar..¡Dímelo andando y no te quedes embobao...!

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 1 comentario

Comentarios

Alejandro Alejandro
hace 1 semana, 4 días
Vosotros los que hacéis posible estas reflexiones no sabéis como son de gran ayuda para los que deseamos reflexionar cada semana esta Palabra que nos da Vida. Gracias! Dios les recompense a cada un@. Pues la Palabra aplicada a vuestra palabra emana mucha luz en el camino, y nos ayuda a ver un poco más; nos da claridad de aplicación. Los acompañamos mutuamente.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.