icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 8º del Tiempo Ordinario (3 de marzo de 2019)

Laiconet -

3 de marzo 2019  LECTIO DOMINGO VIII TIEMPO ORDINARIO - CICLO C

PRIMER PASO: LECTIO

¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Lucas 6, 39-45

Lo que rebosa del corazón, lo habla la boca

En aquel tiempo, dijo Jesús a los discípulos una parábola: "¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo? Un discípulo no es más que su maestro, si bien, cuando termine su aprendizaje, será como su maestro. ¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: "Hermano, déjame que te saque la mota del ojo", sin fijarte en la viga que llevas en el tuyo? ¡Hipócrita! Sácate primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la mota del ojo de tu hermano. No hay árbol sano que dé fruto dañado, ni árbol dañado que dé fruto sano. Cada árbol se conoce por su fruto; porque no se cosechan higos de las zarzas, ni se vendimian racimos de los espinos. El que es bueno, de la bondad que atesora en su corazón saca el bien, y el que es malo, de la maldad saca el mal; porque lo que rebosa del corazón, lo habla la boca."

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA JMJ 2019
(hombre, joven, trabaja, pertenece a grupo cristiano de jóvenes, participa en JMJ Panamá 2019) 

Un error en el que podemos caer aquellos que vivimos la experiencia JMJ es sentirnos muy sabios ante los demás jóvenes que no pudieron ir o vivir la experiencia.  Podemos llegar a sentir que por vivir y escuchar las enseñanzas que allí se impartieron tenemos la fe resuelta, incluso podemos llegar a decir que no necesitamos más. Sin embargo, aún tenemos la vista nublada, ya no somos ciegos, pero aún vemos borroso, es por eso que hace falta preparación, mucha formación. Esta experiencia ha de ser el motor que nos impulse a conocer más de Dios y de la iglesia, para que con el tiempo, podamos llegar a ver más claro el camino que Dios quiere que recorramos, y poder acudir a aquellos jóvenes que necesitan de nosotros, y hacer así la misión que Él mismo nos pide realizar.

DESDE EL TRABAJO
(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial) 

"Esta vida no es LA VIDA" Esta frase me la enseñó una amiga. Llenamos nuestra cabeza con todo tipo de cosas importantes y no nos paramos a mirar nuestra alma. La  montaña rusa de los sueldos, los compañeros, los problemas en el trabajo, la hipoteca, los gastos, los niños, ahoga como si fuera un pesado sueño, un despertar que no queremos. Y lo posponemos una y otra vez hasta que nos persigue y arrincona en cada encuentro con Dios.
¿Qué nos impide viajar ligeros de equipaje? ¿Por qué no disfrutamos de una santa indiferencia para lo que nos suceda, el lugar dónde vivamos, la gente que tengamos a nuestro lado y durante cuánto tiempo, o las incomodidades que tengamos que atravesar durante estos pocos años que pasamos en esta tierra?
La eternidad provoca vértigo. La llamada a la santidad rechazo. El saber que tocará despertar a otra vida, y rendir cuentas, nos hace avergonzarnos de lo poco conseguido porque tenemos la incómoda intucion de que hay un potencial infinito que estamos desaprovechando. Preferimos dormir con nuestros sueños que despertar al sueño de Dios.
Y nos fijamos en lo externo, ciegos a nuestra vocación, buscando excusas. En lo que hacemos nosotros y lo que hacen otros, Con los infinitos y voluntariosos intentos de luchar contra lo que se ve ya tenemos evasión espiritual suficiente para no dar el salto de fe que nos pide Jesús: Renunciar a lo que somos para ser cómo Él.
Y ser cómo Jesús, lejos de ser una expresión "de catequesis", tiene implicaciones prácticas terribles. Jesús no tenía tu cultura, ni tus experiencias, ni tus conocimientos, ni tus miedos, ni tus orgullos, ni tus planes, ni tus seguridades, ni nada de lo que ha ido formando tu ser, normalmente con mucho esfuerzo. Jesús es otro. Ser cómo Jesús, es ser como alguien diferente.
Irse desprogramando de todo lo adquirido en esta vida terrenal y afrontar desnudo de historia una vida de consecuencias desconocidas por amor da pavor. No se trata de hacer cosas diferentes en tu vida, se trata de dejar que Jesús sea el que haga algo con tu vida.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Padre, quita la viga que ciega mis ojos.
Quita de mí la soberbia de creerme mejor y más importante,
que no me deja ver mi pecado.
y me impide reconocer mis miserias.
No permitas que me convierta en juez de los otros,
criticándolos y condenándolos severamente
mientras miro mi vida con condescencia.
No permitas que mis palabras y pensamientos sean destructivos,
generando odio y cizaña, guerra y conflicto, burla y desprecio,
convirtiéndose en dagas que hieren en los más profundo
y dejan cicatrices que no se borran.

Dame corazón misericordioso
que no sea capaz de quitar la paja en el ojo ajeno
que siempre esté dispuesto a entender y perdonar
incluso aquello que no comparte o comprende.
que nunca pierda la esperanza
y confíe en que tu Palabra sea capaz de abrirse paso
incluso en los terrenos poco abonados.
Dame un corazón misericordioso
que sea capaz de mirar al otro
como Tú me miras a mí. 
Amén

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, cinco hijos, trabajan ambos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

En las redes, en el trabajo y muchas veces en casa somos más propensos a la crítica que al elogio,nos fijamos con más rapidez en aquello que la otra persona no ha hecho bien del todo y la  ponemos en evidencia, antes que alabar su trabajo tantas veces hecho con responsabilidad y dignidad. Tenemos la tecla ligera y la lengua mal usada.
Que esta semana Dios nos conceda el poder conocernos por dentro para que nos dé la gracia de podarnos y dar un fruto sano. Que antes de escribir un comentario o una respuesta rápida pidamos que el Señor nos inspire el gesto y la palabra oportuna.
Que tengamos entrañas de misericordia. Que nos conceda tener ojos para sentir a los hermanos y ver lo bello de cada uno dentro de nuestra ceguera. Manos para palpar el corazón de aquél que  me pones en el camino que siempre guarda un tesoro.
Danos la humildad de darnos cuenta que cada día seguimos aprendiendo de Ti.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.