icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 32 del Tiempo Ordinario (11 de noviembre de 2018)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?
Lectura del santo evangelio según san Marcos 12, 38-44

Esa pobre viuda ha echado más que nadie.

En aquel tiempo, entre lo que enseñaba Jesús a la gente, dijo: "¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplio ropaje y que les hagan reverencias en la plaza, buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; y devoran los bienes de las viudas, con pretexto de largos rezos. Éstos recibirán una sentencia más rigurosa." Estando Jesús sentado enfrente del arca de las ofrendas, observaba a la gente que iba echando dinero: muchos ricos echaban en cantidad; se acercó una viuda pobre y echó dos reales. Llamando a los discípulos, les dijo: "Os aseguro que esa pobre viuda ha echado en el arca de las ofrendas más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra, pero ésta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir."

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LOS INMIGRANTES Y REFUGIADOS
(hombre, casado, cuatro hijos, trabaja, voluntario en campo de trabajo con refugiados, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Hoy ha vuelto a suceder… varias decenas de hermanos han vuelto a dejar sus vidas en el Mediterráneo. Hoy le hemos vuelto a fallar, hemos permitido que contemple de nuevo como hijos suyos, hermanos nuestros, solo por soñar un mundo mejor, ya no despertarán del sueño, han alcanzado la orilla de vida eterna.
Hoy me vuelvo a preguntar si el mar, que toca y conoce las dos orillas que nos separan, no asumirá la triste decisión de “acogerlos” para siempre, para salvarlos de la dura realidad que tendrían en el lado que nosotros nos encontramos. Este verano, viendo como aquí, en nuestro primer mundo sobreviven, este pensamiento toma una forma real. Hemos creado un injusto sistema de equilibrio invertido, a mayor bienestar propio, mayor desgracia de otros. Eso hemos hecho con África, el basurero del mundo, o mejor dicho, un mundo convertido en basura.
Hoy ha vuelto a suceder, hoy no soy capaz de pensar más en el comentario a esta lectura de San Marcos en clave de emigración, de excluidos. Hoy solo imagino la cara de Dios entristecida porque le hemos arrebatado a un buen número de sus hijos, de sus preferidos, de esos que vinieron al mundo con el estigma del sufrimiento, pero con la seguridad de la salvación. Hoy hemos sido capaces de volver a defraudarle, hoy no me apetece escribir más, solo me apetece recordar la sensación que dejó en mi corazón la oración a orillas del Mediterráneo del pasado verano, repetir en lo más profundo de mi ser ese pequeño homenaje con flores, y sentir de nuevo la Esperanza viendo sobre la inmensidad del mar la sonrisa de unas flores agradecidas.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(mujer, casada, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar) 

Medimos todo, medimos el tiempo que podemos dedicar a los demás, porque necesitamos guardar tiempo para nosotros;  medimos el dinero que tenemos, por si necesitamos más adelante algo; medimos nuestras relaciones, para que no nos hagan daño; medimos nuestras palabras, para que no nos comprometan. Medimos todo en nuestra vida. Pero parece ser que la familia, es un espacio, en donde hay amor sin medida, en donde echamos o ponemos en juego, todo lo que tenemos para vivir. Las parejas, los matrimonios, a veces, también se guardan las cosas, hay apariencias, “postureo”, y es una pena, pero conozco también muchos matrimonios, que no se guardan nada, que comparten todo lo que son, todo lo que tienen para vivir, sin esconderse nada, entregándose sin reservas, toda su pobreza o riqueza, la dan al otro por entero. Ahora hay que vivirlo todo esto con la humildad de la viuda que echa en el arca lo que tiene. 

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Dios Padre Bueno y Misericordioso,
te damos Gracias porque Tú nos enseñas
a ser generosos de corazón con todos,
y a compartir lo que tenemos y lo que somos.
Dios Padre Bueno, ten Misericordia de nosotros
y no nos dejes caer en la tentación del egoísmo,
ni del falso prestigio que humilla a los demás
y que desea estar por encima de todos.
Ayúdanos Tú, Dios nuestro, a seguirte siempre
y a ser fieles discípulos tuyos, por amor a Ti,
para estar dispuesto a darlo todo por Ti,
y para que todos te conozcan, te amen y alaben.
Ayúdanos a ser siempre agradecidos contigo,
y a saber reconocer todo lo bueno que Tú nos das,
para no dejarnos atar nunca por nada ni por nadie
que intenten alejarnos de Ti y de tu infinito Amor.
Dios Bueno, ten Misericordia de nosotros, y acoge
nuestra ofrenda a Ti, al entregarte nuestro tiempo,
nuestra Oración y nuestro cariño a cada hermano.
Ayúdanos, Padre, a saber compartir con los demás
todos nuestros bienes materiales, lo que somos,
y todo el amor y cualidades que recibimos de Ti.
Te damos Gracias, Dios Padre Bueno Misericordioso,
porque Tú no llamas hoy, de nuevo, a seguirte a Ti
y a ser solidarios, trabajando por un mundo más justo.
Haznos contemplar a las personas sencillas y humildes
para aprender de ellas a ser mejores personas
y a ser cada día buenos y fieles discípulos tuyos.
Dios Padre nuestro, ten Misericordia de nosotros
y ábrenos Tú nuestro corazón, para lograr verte
en cada hermano nuestro débil, frágil o necesitado,
para que así nuestro corazón se llene de Ti
y de la gratuidad del Amor verdadero que Tú nos das.
Te damos Gracias, Dios Bueno y Misericordioso,
porque nos invitas a mirar como Tú lo haces,
para no juzgar a los demás ni mirar las apariencias,
sino para ver siempre el corazón de cada persona.
Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, cinco hijos, trabajan ambos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

A veces las rutinas nos hacen ir por los mismos senderos y ver las mismas cosas. Nos solemos fijar más en lo que nos llama la atención y en lo que hace ruido.
Jesús nos invita en este Evangelio a educar la mirada. A fijarnos en aquello que nadie da importancia, en lo pequeño, en lo que nadie ve: en una viuda pobre.
Esta semana la palabra es ATREVERSE.
¿Te atreves a mirar con los ojos de Jesús?
¿Te atreves en misa a cambiar de sitio y ponerte al lado de ese hermano que siempre va, preguntarle su nombre y ofrecerla por él?
¿Te atreves a tener una conversación más personal con un compañero de trabajo?
¿Te atreves en las redes a hacer un comentario constructivo y profundo, y denunciar la situación de los migrantes?
¿Te atreves a ser más generoso con el diezmo este mes?
¿Te atreves a privarte esta semana de algo que te sea realmente un sacrificio?
¿Te atreves a dar la vida por el Reino?

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.