icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 26 del Tiempo Ordinario

Laiconet -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Marcos 9, 38-43. 45. 47-48


El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Si tu mano te hace caer, córtatela.

En aquel tiempo, dijo Juan a Jesús: "Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros." Jesús respondió: "No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Y, además, el que os dé a beber un vaso de agua, porque seguís al Mesías, os aseguro que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeñuelos que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te hace caer, córtatela: más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al infierno, al fuego que no se apaga. Y, si tu pie te hace caer, córtatelo: más te vale entrar cojo en la vida, que ser echado con los dos pies al infierno. Y, si tu ojo te hace caer, sácatelo: más te vale entrar tuerto en el reino de Dios, que ser echado con los dos ojos la infierno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)


Presenta a uno que expulsa demonios en nombre de Jesús. Ellos habían fracasado al intentar hacerlo en este mismo capítulo (14-29) con un endemoniado, y Jesús le recriminó su falta de fe. Ahora quieren prohibir a éste -que tiene éxito- que lo haga. La razón que aduce es "no es de los nuestros" (literalmente: que no sigue a los discípulos).
Jesús pone las cosas en su sitio: no seguirá a sus discípulos pero actúa en su nombre.

(La primera lectura de la misa hace referencia a otro intento de prohibición de actuar según el espíritu de Dios en tiempos de Moisés: Números 11, 25-29)

A continuación, Jesús parece cambiar de tema: habla del "escándalo" a la fe de los "pequeñuelos" (literalmente en griego: los "micro"), es decir, de aquellos que ponen en crisis la frágil fe de algunos de sus seguidores, probablemente miembros de la comunidad cristiana a la que Marcos se dirige. Jesús les advierte con palabras duras que es un asunto muy serio en el que se juega la condenación eterna

Los versículos 44 y 46 repiten el 48 y hoy día se consideran un añadido posterior por lo que suele omitirse.

PARA VER
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)



COMENTARIOS DE SEGLARES


Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA
(hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)


"El que no está contra nosotros está a favor nuestra". Si los cristianos viviésemos según esa frase, el mundo sería radicalmente otro. Si todos nos uniésemos al servicio del Reino, dejando a un lado vanidades, protagonismos, envídias, superioridades, purismos... y cooperando, seríamos una luz incandescente para el mundo.
Imaginemos que todos los cristianos que nos dedicamos de alguna forma a dar algún tipo de servicio social, político o económico dijéramos por todos los medios posibles y a todos los niveles que es criminal hacer recortes sociales, cercenar la sanidad y educación para seguir dando dinero a los bancos y grandes fortunas. La repercusión sería inimaginable. Y creo que nuestros hermanos más pisoteados están esperando que luchemos con ellos por su dignidad. Creo sinceramente que la pasividad de muchos cristianos, ante lo dramático de la situación actual, está escandalizando a muchos de los "pequeñuelos" a los que se refería Jesús.
Ojalá este evangelio nos conmueva para unirnos con Jesús en la defensa de los últimos.

DESDE LA FAMILA
(matrimonio  con tres hijos, cuarto en camino, pertenecientes a un grupo de matrimonios parroquial)

Evangelio sincero el este Domingo, muy "duro" quizás para unos. El Señor no se anda con medias verdades. Dice claramente lo que hay, y lo que hay no es otra cosa que el ser del Señor. Sí, no hay otro camino. Y si algo te impide ser de Cristo, aléjalo de ti, apártalo, pues más vale entrar en el Reino de Dios con lo poco que tenemos, que poseer mucho para hundirnos en el reino de las tinieblas.

¿Qué nos dice a nosotros como familia?. Desde mi humilde entender, el Señor me dice que la familia- unidad fundamental de la sociedad- debe ser coherente con su fe. No debe haber medias tintas en la educación cristiana que impartimos a nuestros hijos, por exigente que esta sea. Nunca dijo Jesús que el cumplimiento del Evangelio no fuera exigente, claro que no. Pero también nos dice que para hacer ese camino no estamos solos. Él nos acompaña pero nos advierte que hay peligros y que solo hay una forma de salvarlos, que no es otra que cortando el problema de raíz. No dejemos que nuestros hijos prueben todo para que conozcan por ellos mismos lo que es cada cosa.

No nos dejemos engañar por el mundo, estemos en él pero sin perder de vista a Cristo. No escandalicemos a nuestros pequeños, a nuestros hijos.
Que el Señor os guarde y os bendiga.

PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Dios Padre Todo Bondad, Tú que eres Misericordioso,
ayúdanos a poder renunciar a todo aquello
que nos daña o nos aleja de Ti y de tu Amor.
Ayúdanos a erradicar el mal en nuestras vidas
para llegar a ser valientes y buenos discípulos tuyos,
y siendo fieles seguidores de tu Amor y Misericordia.
Te damos Gracias, Padre, porque hoy nos propones
ser tolerantes con los demás y trabajar sin excluir a nadie
y junto a cada persona que defiende todo lo que es bueno,
que busca el bien común y que lucha por un mundo mejor.
Gracias, Dios Padre Bueno, porque hoy Tú nos recuerdas
que ninguna persona está nunca sola ni abandonada por Ti.
Te damos Gracias, Dios Padre nuestro Misericordioso,
porque hoy Tú nos invitas a ser libres de nuestros temores
y de todo aquello que nos impide estar siempre junto a Ti.
Dios Padre Bueno, ten Misericordia de cada uno de nosotros,
y aleja de nuestras vidas cualquier pecado que escandalice a otros,
y ayúdanos Tú a luchar contra todo mal que intente destruirnos.
Dios Padre Bueno y Misericordioso, ayúdanos siempre
a defender la Vida y a trabajar junto a todos los hermanos
en la construcción de tu Reino de Amor, que nos libera del mal,
y nos trae tu Salvación al corazón de cada uno de nosotros.  Amén.


PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Centrariamos nuestro "Cómo vivirla" en dos enseñanzas:

1.- No juzgar a todos aquellos que hacen el bien, más bien alegrarnos y valorarles su trabajo, aunque hayan llegado los últimos, aunque vengan de una etapa si se puede decir, dudosa, aunque se atribuyan méritos impropios o que lo promulguen a bombo y platillo, ahí hay una excelente oportunidad de poner en práctica la virtud de la humildad. Al bien hay que pagarle siempre con el bien, ya lo hacemos contra el mal, ¡Cuánto más ahora!

2.- "Saber cortar": intentar cortar ante la posibilidad de caer en la tentación:
por ejemplo:
- no me voy a ver tiendas si no quiero malgastar el dinero o caer en el consumismo.
- no quedo con ciertos amigos/as en el café aquel, por que posiblemente voy a entrar en la crítica despiadada.
- no me quedo hasta las tantas viendo la tele, por que posiblemente a esas horas haya programaciones no del todo puras, y que igual me inducen a pecar contra la pureza.
- trato de respetar las horas de descanso pues sé que en situación de cansancio soy más irascible, con mal humor.
- dejo de frirtear con aquel compañero/a para evitar ser infiel a mi pareja. etc.
Pero ¿ cómo debe ser ese saber cortar?:
- debe hacerse de forma radical, sin concesiones.
- hacerlo siempre. Al final nos educamos a ser fieles a nuestras costumbres, y algo que antes nos costaba, ahora se hace más llevadero.
- pidiendo ayuda al Señor, reconociendo que no somos supermanes y que queremos que nos libre de la tentación y recomenzando siempre que caigamos.

Al final, sentiremos una sensación de libertad, de haber conquistado esa libertad, que nos hará más felices.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios