icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 1º de Tiempor Ordinario - Bautismo del Señor (13 de enero de 2019)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Lucas 3, 15-16. 21-22

Jesús se bautizó. Mientras oraba, se abrió el cielo

En aquel tiempo, el pueblo estaba en expectación, y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos: "Yo os bautizo con agua; pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego."

En un bautismo general, Jesús también se bautizó. Y, mientras oraba, se abrió el cielo, bajó el Espiritu Santo sobre él en forma de paloma, y vino una voz del cielo: "Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Ya en Adviento se nos presentó la figura de Juan, a quien Lucas evita llamar "el Bautista". En su relato, Jesús es bautizado -no dice por quién- tras el encarcelamiento de Juan (versículo 20, que no se lee hoy).
Lucas insiste en que Juan no es el Mesías y en distinguir el bautismo de conversión de Juan y el del Mesías, cuyo bautismo infundirá el Espíritu Santo (versículos 15-16).
Llama la atención que Jesús se someta a un bautismo de conversión y de perdón (ver verso 3).
Lo más importante ocurre tras el bautismo de Jesús, cuando se pone a orar: se manifiesta el Espíritu Santo y el Padre, quien declara que Jesús es su Hijo (versículos 21-22).
Lucas no precisa si alguien ve la paloma u oye la voz de Dios, que habla a Jesús, no a la gente como en Mateo. Representa al Espíritu en forma de paloma es algo extraño en la Biblia, aunque nosotros nos hayamos acostumbrado, y no es seguro su significado. La frase que pronuncia Dios no es igual en todos los códices: en vez de Tú eres mi Hijo amado, el predilecto, escogida por la traducción litúrgica, hay otra influenciada por el Salmo 2, 7 "Tú eres mi Hijo, hoy he engendrado"

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA JMJ 2019
(hombre, joven, trabaja, pertenece a grupo cristiano de jóvenes, participa en JMJ Panamá 2019) 

A pocos días de participar de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) no hay nada que me mantenga más en expectativa que las ilusiones de todo lo que puede llegar a ocurrir en aquel gran evento, tal como relata el evangelio de aquel pueblo que se preguntaba si era Juan el Mesías, así mismo me pregunto yo cómo será aquella experiencia con jóvenes de todo el mundo, incluso anhelando poder ver a Papa Francisco de cerca. Y así como Juan le recuerda al pueblo que hay alguien más, que puede más que él, así mismo nuestros líderes nos recuerdan, que es a Jesús a quien tenemos que descubrir, a quien debemos de esperar ver, en los rostros de aquellos jóvenes de todo el mundo, en sus distintas culturas, y esa es la verdadera riqueza de aquella experiencia. .

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios) 

Quizás de las cosas más importantes de las charlas prebautismales cuando hemos bautizado a nuestros hijos, y que uno recuerda como de las más trascendentes, es que por medio de él y al hacernos cristianos cada uno puede ser como Jesús: profeta, sacerdote y rey. Somos profetas cuando hablamos a la familia, a los amigos, a los vecinos, a los desconocidos, por medio de nuestra forma de ser y de actuar, de Dios. Somos sacerdotes cuando hacemos oración por los demás y los tenemos presentes, cuando hablamos a Dios de nuestros semejantes. Posiblemente ser reyes como Jesús nos cueste más a nosotros y a nuestros hijos. Podemos ser reyes siendo humildes, estando siempre pendientes de lo que pueda necesitar el que tenga al lado, sanando heridas que abiertas e intentando no abrir ninguna, siendo desprendidos y generosos. Si estamos atentos veremos que cada día se nos ofrecen muchas oportunidades para practicar nuestro propio bautismo.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Señor, Dios nuestro, haz que seamos dóciles a tu Voz a través de la oración
y que nos dejemos transformar por tu Espíritu Santo
para que el Fuego de tu Amor nos inunde y nos haga propagarlo a los demás.
Señor, Dios nuestro, danos Tú la valentía suficiente
para declarar, sin temor y con sinceridad, nuestra fe en nuestro ambiente y sociedad
pero sin caer en la tentación de la imposición ni extremismos.
Señor, Dios Padre, te damos Gracias porque Tú te manifiestas
y te haces presente en cualquier momento y lugar.
Tú que eres Bueno, ayúdanos a saber escucharte y verte en los gestos cotidianos
para que tu Voluntad esté siempre presente en nuestras vidas.
Te damos Gracias, Dios Padre Misericordioso,
porque a pesar de nuestra inconstancia, nuestros defectos y debilidades,
Tú confías en cada uno de nosotros para colaborar contigo
en la lucha contra la injusticia, para que el mal no tenga la última palabra en el mundo.
Ayúdanos Tú, Dios Padre nuestro, a buscar siempre el bien
y a saber discernir con claridad el buen actuar en todos los momentos del día a día.
Y en nuestras tareas pastorales, familiares, laborales y sociales, ayúdanos Tú Señor,
a cumplirlas según tu Voluntad y sintiéndonos siempre amados y queridos por Ti.
Te pedimos, también Señor Dios nuestro, por todos los padres y padrinos
que bautizan a sus hijos, para que confiados en Ti, sepan educarlos en la fe cristiana. Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

 

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego.
Por la gracia del bautismo pasamos a formar parte de la gran familia de la Iglesia, convirtiéndonos en hijos de Dios. Para esta semana te proponemos que vivas la alegría de sentirte especialmente querido por el Padre y le pidas cada día el don de saberte habitado por el Espíritu Santo. Y te invitamos a hacerlo invocándolo directamente, a ser posible recitando la Secuencia del Espíritu Santo, hasta tal punto que llegues a aprenderla de memoria en caso de que no te la sepas. Merece la pena, no sólo por su hermosura, sino porque es un medio muy eficaz de hacerlo presente como compañero de camino para toda la jornada. Una vez la aprendas, la podrás usar para invocar su presencia cada uno de tus días.

Ven, Espíritu Divino,
manda tu luz desde el cielo.
Padre amoroso del pobre,
don, en tus dones espléndido;
luz que ilumina las almas
fuente del mayor consuelo.
Ven, dulce huésped del alma,
descanso en nuestros esfuerzos,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas,
y reconforta en los duelos.
Llega hasta el fondo del alma
Divina luz y enriquécenos.
Mira el vacío del alma
Si Tú le faltas por dentro.
Mira el poder del pecado
cuando no envías tu aliento.
Riega la tierra en sequía.
Sana el corazón enfermo.
Lava las manchas. Infunde
calor de vida en mi hielo.
Doma al espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.
Reparte tus siete dones
según la fe de tus siervos.
Por tu bondad y tu gracia
dale al esfuerzo su éxito.
Salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno. Amén

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 1 comentario

Comentarios

Gabriel Gabriel
hace 4 días, 12 horas
Tengo una duda, acerca de esta festividad, se considera tiempo de Navidad hasta la fiesta del Bautismo, pero siempre aparece este domingo como 1º del tiempo ordinario. ¿Cuándo termina entonces el tiempo de Navidad? ¿la víspera del Bautismo, el sábado?
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.