icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio del domingo 7 de marzo, III de cuaresma

Coordinadora de Evangelio Seglar -

EL EVANGELIO
Lectura del santo evangelio según san Lucas 13, 1-9

En una ocasión, se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús contestó:
-"¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera."
Y les dijo esta parábola: "Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró.
Dijo entonces al viñador: "Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?
Pero el viñador contestó: "Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, la cortas"."

Palabra del Señor

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Jesús recibe malas noticias: Pilatos ha matado a unos galileos mientras ofrecían sacrificios en el Templo de Jerusalén. Ello recuerda la tragedia de los 18 muertos al derrumbarse la torre de Siloé, al sureste de Jerusalén.
La gente creía que era un castigo por sus pecados; Jesús niega que Dios provocase eso.
Pero aprovecha para llamar a la conversión (de ahí que se lea en Cuaresma), y a hacerlo con prontitud; urge de dos maneras:
Jesús dice a la gente que si no se convierte su final no va a ser mejor que los desafortunados anteriores.
Cuenta una parábola donde Dios concede un nuevo plazo para que la gente "de fruto", a pesar que ha transcurrido el tiempo en que debería haberlo hecho. No era raro que en los bordes de la viña (el cuidador es un viñador) hubiese higueras. Ya Juan lo había advertido: "ya está el hacha puesta a la raíz de los árboles; y todo árbol que no dé buen fruto será cortado" (3,9)
Sólo Lucas tiene este pasaje.

PARA VER
(Con permiso del autor, Pachi en www.diocesismalaga.es)


DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)
Oportunidades en un matrimonio, miles, aunque al final, hay quien se cansa de no encontrar nada, de no dar fruto, de ser estéril, de no recoger ni amor, ni cariño, ni esperanza. Pero, entre dos, o entre los miembros de una familia, hay que regar día a día la ilusión, hay que buscar objetivos, sentir que se lucha siempre porque funcione, buscar el tú, para llegar al nosotros. Sacrificarse si es necesario, pero los dos, recorrer el camino que el otro no puede caminar, para llegar a encontrarse. Pero aún así, nos creemos superiores a otras parejas, a otras familias, porque algunas acaban peor que las nuestras, porque pasan por muchas dificultades y no saben sobrellevar el dolor. No, hay que bregar y confiar en el Señor, aprovechemos este precioso momento de conversión para mirar por dentro también nuestra familia.

DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)
Cuaresma, tiempo de conversión y de análisis de nuestro ser cristianos. Lucas, al transmitirnos la parábola del Viñador, nos da un toque de atención sobre nuestro mal proceder en muchos aspectos de nuestra vida: el creernos superiores a los demás, mejores cristianos y más buenos y piadosos. ¡Mentira!.Lo que en realidad somos es unos hipócritas, que mentimos ante el resto de la comunidad y encima criticamos al resto de los miembros de esa comunidad, como hacían los israelitas con respectos a los galileos.
Este tiempo fuerte cuaresmal debe servirnos para buscar el norte de nuestras vidas, que es ajustar nuestra conducta a las enseñanzas del evangelio, aprovechemos este tiempo para prepararnos a fin de dar frutos que ayuden a la venida del Reino. Tengamos bien presente que contamos con el mejor viñador del universo, que es Jesús y el mejor abono, que es su Evangelio. Que seamos capaces de dar un  giro a nuestras conductas y nos convirtamos en mujeres y hombres nuevos resucitando con Jesús en la Pascua que es el fundamente de nuestra fe. El viñador ha pedido para nosotros un año de gracia. No lo desperdiciemos.
Todo esto lo comentamos, con palabras y ejemplos más sencillos, a nuestros nietos, en especial con la mayor de los ocho, que hace este año la Primera Comunión. Dios, en Cristo, nos ama y nos colma de bienes de todo tipo y si algo o mucho de lo que le pedimos no nos lo da será porque no nos conviene. Seamos agradecidos poniéndolo en el centro de nuestra vida, ajustándola a sus mandatos.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)
Puede que a nuestros hijos un día les decepcione un profesor, el amigo no responda como él se imagina, haya una asignatura que no sea lo que esperaba o sus padres no sepan resolver sus preguntas. Puede que estén buscando el fruto a la higuera y no lo encuentren. A los nuestros les ha pasado y surgen frustraciones, malentendidos, falta de interés, decepciones… Unas veces sólo hay que dejar pasar tiempo y el problema se soluciona (“déjala todavía este año”). En otras ocasiones hay que buscar lo bueno que hay en cada uno, indagar si hay algún problema que se pueda resolver (“cavaré alrededor”). Hay momentos en los que tenemos que aprender a tener paciencia, a tener esperanza, a dar amor (“echaré estiércol”). Y en último remedio, hay contadas ocasiones en que hay que cortar porque es lo más conveniente para seguir creciendo.
Puede que ser que también haya veces que nuestros hijos no se comporten como debieran, o no respondan a lo que esperamos de ellos. Pero no nos decepcionan, sino que con amor y con mucha paciencia seguimos limando, educando, dando ejemplo como el que nos demuestra siempre el “Viñador”.

DESDE EL TRABAJO
(hombre, casado, dos hijas, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)
¡Vaya paciencia la del viñador! Yo seguro que ya habría dejado la higuera por imposible, de hecho tengo varias plantas secas en mi balcón que abandoné hace tiempo.
En el sector en el que trabajo se repiten los mismos problemas proyecto tras proyecto, mes tras mes, año tras año, cliente tras cliente. Se han buscado soluciones, métodos, estrategias... pero yo no he visto mejora al respecto.
Hace poco me enteré de que uno de los trabajadores más humano y emprendedor de la empresa está entusiasmado con una nueva metodología que trata de solucionar los problemas aludidos; lo que me ha sorprendido es que es un hombre que lleva ya bastantes años trabajando en lo mismo y harto de probar y buscar soluciones que acaban en la papelera. Me llama la atención su motivación y paciencia. Como la del viñador.


PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

¡Te damos Gracias, Señor, porque Tú nos llamas hoy a la Conversión!
Gracias, Señor Dios Padre Bueno, porque siempre estás aquí,
a nuestro lado, cuidándonos y contando con nosotros cada día
a pesar de nuestros pecados, debilidades y miserias,
ofreciéndonos una oportunidad nueva cada día
para convertirnos a Ti y mejorar nuestra vida.
Te damos Gracias, Señor Dios nuestro,
porque derramas tu Misericordia sobre nosotros
y transformas nuestro corazón para que tu Bondad habite en él.
Tú  Señor, que nos tratas con dulzura y eres paciente con nosotros,
siempre esperas el momento oportuno para tocar nuestro corazón
y transformar nuestra pobreza y nuestras miserias.
Tú, Padre Bueno, nos quieres, nos cuidas con ternura,
aceptas con cariño nuestros defectos y debilidades
y los cambias en virtudes capaces de dar buenos frutos,
demostrándonos así el inmenso Amor que Tú nos tienes.
Ayúdanos Tú a saber ver nuestros propios errores para corregirlos,
y también a no ser creídos y a ser capaces de realizar buenas acciones.
¡Gracias, Señor, por confiar en nosotros y llenarnos de esperanza cada día!.Amén



PARA CANTAR
(mujer, casada, una hija, trabaja, cantaautora, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)
Este Evangelio siempre me ha impactado, porque nos habla de la cantidad innumerable de oportunidades que Dios nos va a dar para que nos convirtamos y nos volvamos a Él.



Por eso, he escogido la canción "TANTO ME AMAS", de Fray Nacho. Esta canción es nuestra respuesta, llena de gratitud, por todo lo que Dios nos espera, reconociendo su Amor y en el fondo, deseando, devolverle tanto Amor como nos ha dado.  TANTO ME AMAS

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios