icono estrella Nº de votos: 0

62. Pidiendo pista para despegar

Alfredo Mª Pérez Oliver, cmf -

El segundo paso que García Paredes ofrece para la conversión pastoral y misionera. lo titula : “En salida: aeropuertos para despegar”. Pero yo acabo de leer el discurso del Papa Francisco que entusiasmó a los miles de  jóvenes que le despedían el domingo 12 de Julio a orillas del río Paraguay en Asunción. Y presenta una gran dificultad para despegar. Les vino a decir que van encontrar serios problemas para despegar, para salir de sí mismo y elegir a Jesucristo como entrenador. Nadie como Él los pondrá en forma y a punto de salida. Pero avisa que nos les va a ser fácil, porque el demonio, el padre de la mentira  “vende humo” Y  engaña y hace depositar las esperanzas juveniles en “algo que nunca te hará feliz” .El  “gran vende humo”  llena de oscuridad el aeropuerto y el controlador no da pista de salida..

Y ahora además los  “TROLLS, esos supertécnicos que montan videos falsos, pornográficos, intoxican Twiterd…todo orquestado,  perfecto y en segundos…y por ese medio enganchan a los  obsesionados y dominados por la pantalla del ordenador. Los ataques a grandes empresas económicas  y Estados se defienden y al mismo tiempo atacan. Tienen su INCIBE (Instituto Nacional de Ciber-seguridad). Una idea de ese mundo alucinante se puede sospechar al leer la intrigante novela “LA Lista” (2013) de Forsyth.  A los pobres nos queda pedir a los Ángeles custodios que defiendan de los ciberataques al ingenuo usuario de los sencillos ordenadores y sean los expertos en la seguridad informática que impida la acción del “gran vende humo”.

No olvidemos las denuncias del Papa: “La energía nuclear, la biotecnología, la informática, el conocimiento de nuestro propio ADN y otras capacidades que hemos adquirido nos dan un tremendo poder…dan a quienes tienen el conocimiento, y sobre todo el poder económico para utilizarlo, un dominio impresionante sobre el conjunto de la humanidad” (Laudato si. 104). “”El hecho es que el hombre moderno no está preparado para utilizar el poder con acierto, porque el inmenso crecimiento tecnológico no estuvo acompañado de un desarrollo del ser humano en responsabilidad, valores, conciencia” (0C. 105)

Los humos que dificultan despegar.

En el artículo que comento de la revista ‘Vida Religiosa’ (2/2014), encontramos los humos que dificultan ponerse en la pista. Cito textualmente:”Es impulso de salir está siendo frenado por diferentes causas: en lugar de expansión, se busca la concentración, en lugar de sueños misioneros se  impone el realismo de la escasez, el envejecimiento, de la merma de posibilidades. Decir “re-estructuración” significa “fusión”, “reducción”…Llevamos unos años en que en lugar de ir “volvemos”.  Tenemos miedo a las “nuevas salidas”. Hay una preferencia por quedarse en lo seguro, lo conocido, lo de siempre…Nos buscamos las más sofisticadas razones para ‘no salir’, para mantener nuestros ‘centros’…que nos dan seguridad y nos permiten realizar nuestro sueños y no tanto las de nuestro Dios.”

La invitación es para todos. No sólo para la Vida Consagrada.

Hasta para los que están en los campos y en las periferias.

En la Palabra de Dios nos dice el Papa, aparece permanentemente este dinamismo de ‘salida’ que Dios quiere provocar en los creyentes (EG.20).  Todos los discípulos, sin exclusión. Y recuerda el Papa la historia de Abrahán. Moisés, Jeremías y hasta del mismo Jesús al que nada podía retener porque tenía que salir a otros pueblos a anunciar el Reino de Dios (Mc.1.38). Nuestro teólogo inspirador de estos cantarillos sintetiza los rasgos marcados por la “Alegría del evangelio”. No lo haría mejor así que sigo algunas de sus citas: “Hace falta pasar d una pastoral de mera conservación a una pastoral decididamente misionera” (EG.15); “Hay que poner a la Iglesia en movimiento de salida de sí, de misión centrada en Jesucristo, de entrega a los pobres.”(EG.97; “Todos somos llamados a esta nueva salida misionera. Cada cristiano y cada comunidad diocesana discernirá cuál es el camino que el Señor le pide, pero todos somos invitados aceptar este llamado.”(EG.20); “Que la pastoral ordinaria en todas sus instancias sea más expansiva y abierta, que coloque a los agentes pastorales en constante actitud de salida.” (EG.27)”El ‘salir’ ha de ser acompañado por Jesús. No es lo mismo caminar con Él, que caminar a tientas…El verdadero misionero, que nunca deja de ser discípulo, sabe que Jesús camina con él, habla con Él, respira con Él, trabaja con Él. Percibe a Jesús vivo, con Él en medio de la tarea misionera.” (EG.266).

También El Papa Benedicto XVI

La presencia de Cristo llena la historia. Es contemporáneo. Así lo explica el Papa emérito en su nunca ponderado suficientemente, “Jesús de Nazaret”. Acude  al relato evangélico de Marcos (6, 45-52)  interpretando la situación vivida por los apóstoles en medio de la tempestad, como una imagen actual de la Iglesia  que se nos propone anosotros hoy:” El Señor está en el monte con el Padre. Por eso nos ve. Por eso puede subir en cualquier momento a la barca de nuestra vida. Y por eso podemos invocarlo siempre, estando seguros de que Él siempre nos ve y nos oye. También la barca de la Iglesia, con el viento contrario de la historia, navega por el océano agitado del tiempo. Se tiene con frecuencia la impresión de que está para hundirse. Pero el Señor está presente y viene en el momento oportuno.’Voy y vuelvo a vuestro lado’: ésta es la confianza de los cristianos, la razón de nuestro júbilo.” (Pg. 330; Cf. Jn.14,28)

Aeropuerto con pistas y con continuos despegues.

Al P: García Paredes, le gusta la imagen del aeropuerto. Cada diócesis, cada parroquia, cada comunidad debe ser un aeropuerto en actividad: "No es bueno tener un aeropuerto sobrado de personal de tierra, de aviones estacionados y que nunca despegan…La Iglesia y la Vida Consagrada en ella, está necesitada de ‘planes de vuelo’ controladores aéreos que hagan despegar, sin retrasos, sin miedos.¡Qué pena sería ver nuestro aeropuertos, convertidos en hangares de aviones sin reparación, que poco a poco se convierten en chatarra inservible…Lo que Jesús decía a sus discípulos , apenas comenzada su misión pública: “debo ir a otros pueblos, pues para esto he sido enviado”

Jesús tiene sus modos de invitar. A veces empuja, acorrala, como a Moisés o Jeremías, pero otras queda triste al ver rechazada la invitación y deja marchar al joven rico. Por eso con total acierto exclamaba San Agustín: “TEMO A JESÚS QUE PASA.”

Ni nubes de humo, ni tempestades, deben ser cepos que impidan la salida entusiasta.del avión, o del barco. La Virgen Madre, nos dice al oído y al corazón: No temas: Mi Jesús es el mejor Piloto, con Él superarás todos obstáculos y turbulencias.

Y aún quedan cinco pasos de la hoja de ruta que ha ideado nuestro teólogo, Que pidan pista. La torre de control dará la orden de salida en el momento oportuno. Mientras tanto calienten motores.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.