Artículos en Buenafuente del Sistal

III Miércoles de Cuaresma: La ley del Señor

III Miércoles de Cuaresma: La ley del Señor

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

“Pues, para nosotros, el temor de Dios reside todo él en el amor, y su contenido es el ejercicio de la perfecta caridad: obedecer a sus consejos, atenerse a sus mandatos y confiar en sus promesas. Oigamos, pues, a la Escritura que dice: Ahora, Israel, ¿qué es lo que te exige el Señor, tu Dios? Que temas al Señor, tu Dios, que sigas sus caminos y lo ames, que guardes sus preceptos con todo el corazón y con toda el alma, para tu bien.” (San Hilario)

III Lunes de Cuaresma: Aviso

III Lunes de Cuaresma: Aviso

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 “Así caen por tierra toda altivez y orgullo. El único motivo que te queda para gloriarte, oh hombre, y el único motivo de esperanza consiste en hacer morir todo lo tuyo y buscar la vida futura en Cristo; de esta vida poseemos ya las primicias, es algo ya incoado en nosotros, puesto que vivimos en la gracia y en el don de Dios” (San Basilio Magno).

II Viernes de Cuaresma: revestidos

II Viernes de Cuaresma: revestidos

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

“Así es como nosotros deberíamos prosternarnos a los pies de Cristo, no poniendo bajo sus pies nuestras túnicas o unas ramas inertes, que muy pronto perderían su verdor, su fruto y su aspecto agradable, sino revistiéndonos de su gracia, es decir, de él mismo, pues los que os habéis incorporado a Cristo por el bautismo os habéis revestido de Cristo. Así debemos ponernos a sus pies, como si fuéramos unas túnicas” (san Andrés de Creta).

II Jueves de Cuaresma: La Alianza

II Jueves de Cuaresma: La Alianza

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

La ley y la alianza fueron transformadas totalmente. Dios cambió el primer pacto, hecho con Adán, e impuso otro a Noé; luego concertó otro también con Abrahán, que cambió para darle uno nuevo a Moisés” (Afraates).

II Miércoles de Cuaresma: Entrega

II Miércoles de Cuaresma: Entrega

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 “Por ti, yo, tu Dios, me he hecho tu hijo; por ti yo, tu Señor, me he revestido de tu condición servil; por ti, yo, que estoy sobre los cielos, he venido a la tierra y he bajado al abismo; por ti me he hecho hombre, semejante a un inválido que tiene su cama entre los muertos; por ti, que fuiste expulsado del huerto, he sido entregado a los judíos en el huerto, y en el huerto he sido crucificado” (Texto anónimo, sobre el grande y santo sábado).

II Martes de Cuaresma: El camino recto

II Martes de Cuaresma: El camino recto

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

“No se te dice: «Trabaja por dar con el camino, para que llegues a la verdad y a la vida»; no se te ordena esto. Perezoso ¡levántate! El mismo camino viene hacia ti y te despierta del sueño en que estabas dormido; si es que en verdad estás despierto: levántate, pues, y anda. A lo mejor estás intentando andar y no puedes porque te duelen los pies.

II Lunes de Cuaresma: La compasión

II Lunes de Cuaresma: La compasión

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

“Puesto que el Señor de todas las cosas lo que quiere es misericordia y no sacrificio, y la compasión supera en valor a todos los rebaños imaginables, presentémosle ésta mediante la solicitud para con los pobres y humillados, de modo que, cuando nos vayamos de aquí, nos reciban en los eternos tabernáculos” (San Gregorio Nacianceno)

I Sábado de Cuaresma: Reconciliación

I Sábado de Cuaresma: Reconciliación

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 “Él es quien en sí mismo poseía todo lo que era necesario para que se efectuara nuestra redención, es decir, él mismo fue el sacerdote y el sacrificio; él mismo, Dios y el templo: el sacerdote por cuyo medio nos reconciliamos, el sacrificio que nos reconcilia, el templo en el que nos reconciliamos, el Dios con quien nos hemos reconciliado” (San Fulgencio de Ruspe).

I Viernes de Cuaresma: El Perdón

I Viernes de Cuaresma: El Perdón

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

“Pero cuando se avecinan estos días, consagrados más especialmente a los misterios de la redención de la humanidad, estos días que preceden a la fiesta pascual, se nos exige con más urgencia una preparación y una purificación del espíritu. Porque es propio de la festividad pascual que toda la Iglesia goce del perdón de los pecados, no sólo aquellos que nacen en el sagrado bautismo, sino también aquellos que desde hace tiempo se cuentan ya en el número de los hijos adoptivos” (San León Magno)

I Jueves de Cuaresma: La oración

I Jueves de Cuaresma: La oración

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

La oración perdona los delitos, aparta las tentaciones, extingue las persecuciones, consuela a los pusilánimes, recrea a los magnánimos, conduce a los peregrinos, mitiga las tormentas, aturde a los ladrones, alimenta a los pobres, rige a los ricos, levanta a los caídos, sostiene a los que van a caer, apoya a los que están en pie” (Tertuliano).

I Miércoles de Cuaresma: Revestidos de misericordia

I Miércoles de Cuaresma: Revestidos de misericordia

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

“Recorramos todas las generaciones y aprenderemos cómo el Señor, de generación en generación, concedió un tiempo de penitencia a los que deseaban convertirse a él. Jonás anunció a los ninivitas la destrucción de su ciudad, y ellos, arrepentidos de sus pecados, pidieron perdón a Dios y, a fuerza de súplicas, alcanzaron la indulgencia, a pesar de no ser del pueblo elegido” (San Clemente Romano).

I Martes de Cuaresma: Desmedida

I Martes de Cuaresma: Desmedida

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

“Tú que ayunas, piensa que tu campo queda en ayunas si ayuna tu misericordia; lo que siembras en misericordia, eso mismo rebosará en tu granero. Para que no pierdas a fuerza de guardar, recoge a fuerza de repartir; al dar al pobre te haces limosna a ti mismo: porque lo que dejes de dar a otro, no lo tendrás tampoco para ti” (San Pedro Crisólogo).

I Lunes de Cuaresma: Amor entrañable

I Lunes de Cuaresma: Amor entrañable

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

“Díctate a ti mismo la norma de la misericordia de acuerdo con la manera, la cantidad y la rapidez con que quieres que tengan misericordia contigo. Compadécete tan pronto como quisieras que los otros se compadezcan de ti” (San Pedro Crisólogo).

Jueves de Ceniza: La confianza

Jueves de Ceniza: La confianza

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

El camino de Cuaresma es un sendero de confianza, porque como en los tiempos del Éxodo somos conducidos hacia la tierra de la promesa. Quien confía es como el árbol plantado junto a la corriente, que no teme el estío, y siempre está frondoso.

Miércoles de Ceniza: Tiempo favorable

Miércoles de Ceniza: Tiempo favorable

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

“Mi único mérito es la misericordia del Señor. No seré pobre en méritos mientras él no lo sea en misericordia. Y, porque la misericordia del Señor es mucha, muchos son también mis méritos. Y, aunque tengo conciencia de mis muchos pecados, si creció el pecado, más desbordante fue la gracia” (San Bernardo).