Artículos en Buenafuente del Sistal

Meditación para el XXII Domingo del Tiempo Ordinario

Meditación para el XXII Domingo del Tiempo Ordinario

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 ¡Cuánto amor anónimo! ¡Cuánta entrega gratuita! ¡Cuánto gesto desinteresado, que por serlo, ni siquiera es noticia, y hasta cabe pensar que el mundo se destruye por el odio, la guerra, la infidelidad! Porque no nos acordamos de los que de manera oculta aman, de los que vigilan en la noche, de los que permanecen fieles.

Tiempo ordinario

Tiempo ordinario

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

El año litúrgico nos conduce de nuevo al Tiempo Ordinario, que según la nueva estima y valoración de los distintos tramos en los que se divide el año, es también “tiempo fuerte”, por ser el más largo y por ser el que más nos afecta en el día a día.

Carta de Buenafuente mayo 2010

Carta de Buenafuente mayo 2010

por: Hermanas de Buenafuente en Buenafuente del Sistal el

Todos los que nos conocéis, sabéis que lo prioritario, lo que centra nuestra vida, desde la madrugada a la noche, es la alabanza, la oración al Señor en el coro, ofreciéndola y compartiéndola con todos los que os acercáis a Buenafuente.

Carta de Buenafuente: Pascua 2010

Carta de Buenafuente: Pascua 2010

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Mi deseo de Pascua que te dejes mirar por el Resucitado y llegues a escuchar de sus labios tu nombre pronunciado con amor. Si es así, correrás a anunciarlo de muchas formas, por dondequiera que vayas. ¡Feliz Pascua!

Meditación para el Miercoles Santo

Meditación para el Miercoles Santo

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Como los días anteriores, en medio de circunstancias dolorosas, difíciles de resistir, desconcertantes, la Palabra de Dios ofrece la referencia consoladora. “Mi Señor me ha dado una lengua de iniciado para saber decir una palabra de aliento al abatido.

Meditación para el Lunes Santo

Meditación para el Lunes Santo

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

¿Con qué gesto de amor voy a acompañar estos días a quien se entrega por mí?
Jesús, sorprendentemente, para que los discípulos se sientan queridos y puedan mantenerse fuertes, les dará una cena y les lavará los pies.