Artículos en Buenafuente del Sistal

Meditación para el III Domingo de Adviento

Meditación para el III Domingo de Adviento

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Los textos de este domingo vertebran el argumento de que Aquel que anunciaron los profetas se ha manifestado en Jesucristo, y lo demuestran presentando en paralelo los signos identificativos que se decía que haría el Mesías y los que realizó Jesús.

II Sábado de Adviento

II Sábado de Adviento

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Hay conversaciones íntimas que sólo tienen lugar en momentos privilegiados; uno de los más estelares en la relación de Jesús con los suyos fue cuando subió con ellos al monte alto.

II Viernes de Adviento

II Viernes de Adviento

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Si dejas que entre hasta lo más hondo de tu conciencia la noticia del proyecto de Dios sobre el ser humano, sobre ti, descubrirás que el Creador está enamorado de su criatura.

II Jueves de Adviento

II Jueves de Adviento

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Dios no fue víctima del error humano, no pereció en una posible reacción airada; la fuerza de su amor rehizo el universo, y recreó el jardín primero con toda clase de árboles, bellos de ver y apreciados por sus frutos.

I Viernes de Adviento

I Viernes de Adviento

por: Ángel Moreno en Buenafuente del Sistal el

La imagen de los ciegos, presentada en el contexto del Adviento, enseña la actitud que corresponde a quienes buscan ver, con los ojos de la fe y con el corazón, la presencia del que es la Luz del mundo.

Carta de adviento 2010

Carta de adviento 2010

por: Hermanas de Buenafuente del Sistal en Buenafuente del Sistal el

Necesitamos el mensaje de los profetas, que en tiempos de angostura se atrevieron a augurar el florecimiento del desierto, la restauración de casas en ruinas, la repoblación de ciudades deshabitadas.

Carta de noviembre 2010

Carta de noviembre 2010

por: Hermanas de Buenafuente del Sistal en Buenafuente del Sistal el

La Liturgia de la Palabra de los próximos días nos centrará en la llamada a la santidad. La Iglesia nos trae a la memoria la vida ejemplar de tantos cristianos que son referencia y estímulo, y suscitan la sana emulación de su bien hacer.