Artículos en Buenafuente del Sistal

Martes de Pascua. (26 - Abril - 2011)

Martes de Pascua. (26 - Abril - 2011)

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Llorar, estar triste debe ser superado por la alegría de la Pascua. Si se cree la verdad del acontecimiento hay razón para mantener siempre la alegría, aun en momentos de prueba, al comprobar que Jesucristo conoce nuestro dolor.

Lunes de Pascua (25 - Abril - 2011)

Lunes de Pascua (25 - Abril - 2011)

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Jesús resucitado devuelve la alegría, la capacidad de amar, la espontaneidad, el entusiasmo, la experiencia incontenible de luz que no se puede esconder, sino que se refleja en la mirada, en los ojos de los que creen en que Él está vivo.

Carta de Buenafuente  - Pascua 2011

Carta de Buenafuente - Pascua 2011

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

En la contemplación de la Pasión y muerte de Jesús, es tradición y expresión de piedad el llamado “Sermón de las Siete Palabras”. Esta devoción me ha suscitado la memoria de siete palabras de Cristo resucitado, como mejor mensaje de Pascua.

Viernes Santo (22 - Abril - 2011)

Viernes Santo (22 - Abril - 2011)

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 No estamos solos en nuestro sufrimiento, ni nuestros dolores se quedan en el anonimato pudoroso de nuestro aguante. Gracias a Cristo, que muere por amor, quienes se asocian a su cruz y a su muerte vislumbran la gloria de Dios, y a ellos se les anticipa el título de bienaventurados.

Jueves Santo (21 - Abril - 2011)

Jueves Santo (21 - Abril - 2011)

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el
Quien se alimenta del pan partido deberá asumir la confesión de ser miembro del Cuerpo de Cristo, y como Él, tomar de alguna manera forma de vida eucarística, que significa gastar la vida entera entregándola por los demás.
Miércoles Santo (20 - Abril - 2011)

Miércoles Santo (20 - Abril - 2011)

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Jesús ha comprometido su palabra de sostener a quienes por Él se atrevan a confesar su nombre en medio de la dificultad: “No tengáis miedo”. La oración es fuente de confianza, mueve al abandono, anticipa la experiencia del abrazo divino, sin mengua de sufrimiento, pero con la ayuda del cielo.

Martes Santo (19 - Abril - 2011)

Martes Santo (19 - Abril - 2011)

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

El drama de la relación humana toma los colores más amargos, los que provienen de la infidelidad del amigo. Si dar la vida por un hombre de bien es heroico, darla por los enemigos es de santos.

Domingo de Ramos

Domingo de Ramos

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Hoy nos corresponde detenernos ante el paso de la entrada de Jesús en Jerusalén montado sobre un burro. Mientras le aclaman con cantos, Él deja que todo el pueblo conozca su identidad de enviado del Señor.

V Viernes de Cuaresma

V Viernes de Cuaresma

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

 El que cree se atreve a dar el paso de la confianza, en total abandono, sin más prueba que la certeza que le da la seguridad del amor de Dios, de Aquel que ha comprometido su Palabra, y es fiel. 

V Jueves de Cuaresma (14 - Abril - 2011)

V Jueves de Cuaresma (14 - Abril - 2011)

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Dios, por su cuenta, llamó a Abrán, lo eligió, lo hizo padre de un gran pueblo, su descendencia fue, en medio de todas las naciones, el pueblo escogido para testimoniar ante todas las tribus la bondad divina, la fidelidad y la misericordia de Dios.

V Lunes de Cuaresma

V Lunes de Cuaresma

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

Tanto el texto del libro de Daniel como la secuencia que se lee del Evangelio de San Juan, tienen como acción principal la escena de un juicio que entablan unos ancianos contra una mujer; en ambos casos, se echa sobre ella el peso de la culpa, queriendo poner de manifiesto así la dignidad y justicia de los acusadores.

V Domingo de Cuaresma

V Domingo de Cuaresma

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el
El pasaje de Betania, en el que se narra la resucitación de Lázaro, está enmarcado en un clima de amistad, hasta el extremo de ser uno de los textos en los que más se refleja la humanidad de Jesús.